SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

Una tarde de reencuentros azulgranas en Montilivi

El Huesca se enfrenta por primera vez a Michel tras su paso por el club

Borja García, ante la Real Sociedad.
Borja García, ante la Real Sociedad.
LOF

La visita del Huesca al Girona este sábado supone el reencuentro con un técnico y dos jugadores importantes en la historia reciente del club azulgrana.

En primer lugar, el técnico madrileño Michel, artífice del segundo ascenso del Huesca a Primera División, en la temporada 2019-20. Michel llegó con el club inmerso en plena operación Oikos, y aceptó embarcarse en un proyecto que tuvo problemas para conformar su plantilla ese verano a raíz de la polémica.

Finalmente se hizo un buen equipo, y con sus altibajos, el Huesca estuvo siempre en la zona alta, para, ya en la recta final de la competición y en plena pandemia, jugando a puerta cerrada, pegar un acelerón final hasta el punto de, primero, lograr el billete a Primera al ganar en casa al Numancia, y después, con una victoria en Gijón, lograr el primer puesto y el título de campeones de Segunda.

Samu Saiz, en un partido contra el Oviedo.
Samu Saiz, en un partido contra el Oviedo.
Pablo Segura

Ese Huesca sumó 70 puntos para ser primero con 21 victorias, 7 empates y 14 derrotas, y desde luego que convierte al técnico en una de las referencias de la historia azulgrana.

Esa fue la cara, y la cruz llegó la temporada siguiente, en Primera. En 18 partidos el Huesca de Michel solo sumó una victoria, y nueve empates, lo que tenía al equipo colista y llevó a su destitución.

Ahora dirige a un Girona que no ha empezado precisamente bien y que ocupa puesto de descenso, antepenúltimo, con solo ocho puntos.

Y junto al técnico madrileño, otros dos jugadores rojiblancos han vestido la elástica azulgrana, uno la campaña pasada y otro hace ya más tiempo.

Michel dirigió al Huesca en su último ascenso a Primera.
Michel dirigió al Huesca en su último ascenso a Primera.
Rafael Gobantes

El primero es Borja García. El Huesca lo fichó precisamente del Girona haciendo un desembolso importante para su segunda experiencia en Primera. Con Míchel fue un titular indiscutible, y marcó un gol, aunque su rendimiento, como uno de los jugadores referencia, seguramente debió ser mejor. Con el cambio de entrenador pasó prácticamente al ostracismo en la segunda parte de la temporada.

Y tras un verano movido, en el que manifestó que no quería seguir, finalmente se desvinculó del Huesca para acto seguido fichar por el Girona y regresar al club desde el que llegó. Ahí queda la polémica de su presentación, cuando dijo que su temporada en el Huesca había sido como “unas vacaciones largas”, aunque luego pidió disculpas por la expresión.

Y el tercer ex es Samu Saiz. El atacante llegó al Huesca en la temporada 2015-16 desde el filial del Atlético de Madrid, y tras una buena primera temporada explotó en la segunda, la 16-17, en la que fue el máximo goleador del equipo con 12 tantos y contribuyó a que ese equipo se metiera en el playoff de ascenso a Primera, en el que fue eliminado por el Getafe.

Ese gran rendimiento llevó a que el club lo vendiera al Leeds inglés por más de tres millones de euros, una de las ventas más beneficiosas en la historia del club. Con los ingleses no cuajó y primero fue cedido al Getafe, para a continuación llegar al Girona, donde se mantiene durante las últimas temporadas con un rendimiento irregular. 

Etiquetas