SD Huesca

SD HUESCA

Carlos Kevin y Valera dan al Huesca B una buena y sufrida victoria

El filial azulgrana se hace fuerte en casa, confirma su buen momento y suma siete de los últimos nueve puntos tras ganar al Europa (1-0)

Carlos Kevin celebra el gol de la victoria ante el Europa.
Carlos Kevin celebra el gol de la victoria ante el Europa.
PABLO SEGURA

SD Huesca B: Valera, José Val, Edu Adell, Dani Sandoval (Esteban Aparicioi, 46), Carlos Kevin, Sergio Carrasco, Gustavo Abizanda(Fuentes, 63) (Pastor, 85), Pablo Tomeo (Ronald 63), Euse Monzó, Manu Rico (Sastre, 63) y Hugo Anglada.

CE Europa: Troya, Sergi Pastells, Guti, Alex Cano, Uri, Jordi Cano, Solsona, Prats (Pau López, 48), David Jiménez, Castell y Alfons Serra.

ÁRBITRO: Labiano Iricibar (Comité Navarro). Amonestó a Solsona y Álex Cano por el Europa y a Ronald por el Huesca B.

GOL: 1-0 Minuto 69: Carlos Kevin.

INCIDENCIAS: Mañana soleada y agradable, con buen ambiente en Grañén.

HUESCA.- Un gol de Carlos Kevin dio tres puntazos al Huesca B para seguir sumando (7 de 9 en los tres últimos partidos) y dar un salto en la clasificación. Tras un buen primer tiempo sin premio para el filial, en el segundo fue el Europa el que estuvo más amenazante pero Valera fue un obstáculo insalvable y el goleador azulgrana, Carlos Kevin, amortiguó la presión del rival con el tanto que marcó y que vale su peso en oro.

El Huesca convirtió el primer tiempo en un dominio constante. Desde el primer momento el conjunto azulgrana se volcó sobre la portería del Europa. Una presión agobiante de medio campo hacia arriba a base de trabajo, dinamismo y movilidad. Activos Manu Rico y Abizanda, que acomodaron sus incursiones por el costado derecho, mientras que por la izquierda entraban Edu Adell y Sandoval con el apoyo de Sergio Carrasco.

El Europa, firme en su área, tenía enormes dificultades para salvar la presión del filial. Y suerte tuvo el conunto catalán de que al Huesca le fuese anulado un gol a los 16 minutos en un balón que metió Abizanda al área donde, tras asistencia en corto, Carlos Kevin engatilló. Un radido fuera de juego evitó que el tanto subiera al marcador.

Pero era el anuncio que hacía el Huesca B, que lo intentó de todas las maneras, con saques de esquina, faltas laterales y centros al área. Pero el denominador común fue la falta de precisión en todas las llegadas. En ese último golpe de pedal necesario para alcanzar la meta.

En el amplio repertorio de tentativas, las mejores fue un voleón alto de Val, desde la frontal, a la salida de un córner, en un gran pase de Manu Rico desde la derecha que un defensa salvó de cabeza antes del remate azulgrana y en otro de Abizanda al que Carlos Kevin llegó muy forzado sin poder hacer un remate limpio de cabeza.

Buenas sensaciones al término de los primeros 45 minutos porque no se había visto hasta ahora un Huesca tan dominador en los encuentros anteriores en Grañén, al punto que el público se enganchó en algunas fases jaleando a los jugadores.

El Europa salió de su madriguera tras el descanso y desde el primer momento buscó con afán la portería oscense. Allí estaba Valera, infranqueable, que ya en el primer minuto atajó un remate de David Jiménez, aunque fue anulado. Pero esa secuencia se fue repitiendo de manera constante por las acciones de Jordi Cano en banda izquierda y sus centros al área, donde Serra se convirtió en una pesadilla para la zaga, lo mismo que el meta azulgrana para el ataque del Europa con sus intervenciones. Y también Val tuvo que aplicarse a fondo en una incursión de Guti, tras ganar la línea de fondo.

Necesitaba aire el Huesca B y se lo dio Dani Aso con un triple cambio (ya en el descanso Aparicio había salido por Sandoval) dando paso a Fuentes, Sastre y Ronald. El filial recuperó el balón y neutralizó el paso al frente que había dado el Europa. Y en ese momento de oxigenación y de dominio del esférico llegó la jugada del gol. Una acción de área en la que Sastre puso el balón desde la derecha, un defensa no acertó a despejar y Carlos Kevin, atento, puso la puntera para llevarlo al fondo de la red.

No tardó el Huesca B en cobrarse otra oportunidad cuando el portero del Europa tuvo una salida un tanto atropellada ante la presión azulgrana, se quedó fuera de sitio y Carrasco no acertó a embocar desde lejos ya que el cuero se marchó fuera.

Volvió a la carga el Europa en el cuarto de hora final y allí tuvo que exhibir toda su capacidad de sufrimiento el Huesca B y multiplicarse la defensa y sobre todo Valera con varias paradas salvadoras ante el empuje insistente del cuadro barcelonés.

Todo eso corregido y aumentado con los ocho minutos de descuento, que al final fueron nueve, y que el Huesca B supo gestionar de forma agónica hasta el último remate del Europa.

Al final, victoria de un Huesca B que va a más y que mantiene su línea ascendente para despedir la jornada fuera de los puestos de descenso y seguir haciéndose fuerte en casa, donde entre los tres empates y las dos victorias no conoce la derrota.

Etiquetas