SD Huesca

SD HUESCA

Xisco lanza un "SOS" a la afición del Huesca ante el Leganés

El técnico azulgrana pide a la hinchada que "nos eche un cable" en los momentos de dificultad y ha destacado el proceso para ser un equipo sólido

Xisco Muñoz, durante el entrenamiento del Huesca este jueves.
Xisco Muñoz, durante el entrenamiento del Huesca este jueves.
PABLO SEGURA

HUESCA.- Xisco Muñoz ha lanzado un “SOS” a la afición para estar al lado del equipo en el partido que el Huesca va a disputar este viernes contra el Leganés. En varios momento de su comparecencia, como ya lo hizo antes de su estreno en El Alcoraz hace una semana, se ha dirigido a la hinchada. “Estoy convencido de que lo van a entender, que la mejor manera que tenemos es la de ofrecerle un buen trabajo pero estamos en un proceso de aprendizaje y en ese momento necesitamos que la gente, en momentos de tensión y difíciles del partido, nos ayude y nos empuje hacia adelante”.

En su mensaje, el técnico azulgrana es consciente del proceso en el que se encuentra el equipo y por eso pide ayuda y comprensión a la grada. “Ya sé que tenemos que ofrecer más para que la gente nos apoye. Yo estoy encantado, he ido por la ciudad y la gente es la hostia. No es amable, es lo siguiente. Pero necesitamos que la gente cuando venga aquí nos eche un cable, nos empuje, que venga con las ganas de decir “hoy voy a ver a mi Huesca y lo voy a empujar, y lo voy a animar”. Habrá momentos difíciles, porque los hay. ¿Y los años que ascendisteis no los hubo? Claro que los hubo. Creo que tenemos que cambiar esto ahora y es importante que estén con nosotros porque los necesitamos. Y si estamos todos juntos será todo más fácil. Por eso, un empujoncito cuando nos vengamos abajo, después de un gran esfuerzo como han hecho los chicos en estos dos partidos. Ante el Amorebieta fue un esfuerzo brutal de duelos físicos y en Ponferrada nos quedamos con diez y ahora vamos a necesitar una buena pelea. En el momento que bajemos un poquito, que nos den esa chispa con la gente de fuera, que nos vendrá de lujo”, ha insistido.

Xisco ha destacado la carrera de obstáculos que hay en Segunda División y la necesidad de ser realistas. “Cuando todos nos ubiquemos lo mejor posible podremos sacar rendimiento. La categoría es dura, no solo para nosotros sino para todos los equipos, con mayor o menor presupuesto, y eso forma parte de lo que nos vamos a encontrar. Nadie nos va a regalar nada y estoy convencido de que el Leganés vendrá a pelear muchísimo, ellos tienen jugadores de primer nivel y tendremos que estar muy atentos en todos los detalles porque como les dejemos una posibilidad tienen capacidad y jugadores arriba para hacer daño”.

Ha destacado el entrenador que en Ponferrada vio a un equipo “muy serio defensivamente” y necesitado de “mejorar en conceptos ofensivos y ofrecer muchos más registros para intentar ganar los partidos, ya que hay que finalizar mejor las jugadas”. Y para ello, ha admitido, “hacer muchísimas cosas que con poco tiempo es difícil cambiar”.

No piensa que debe haber preocupación con los delanteros sino ese margen para el proceso de crecimiento que a su modo de ver está llevando el equipo. “Tenemos que estar tranquilos, estamos empezando, se ha visto bastante mejoría en varios sistemas o en diferentes momentos de orden y el último tramo es el más complejo de darle una dirección. Estamos trabajando en ello, seguramente muchos pensáis que esto tiene que ir más rápido pero todo tiene un proceso y su tiempo. Estoy convencido de que a los delanteros siempre hay que ofrecerles más posibilidades de remate, los delanteros tienen que estar más vivos en estas situaciones e interpretarlas mejor, pero el grupo y el entrenador tienen que ofrecer mejores soluciones para que el equipo ataque mejor”.

Ha valorado la progresión que ve en el equipo. Ante el Amorebieta, ha señalado, fue el segundo partido que más ha corrido en lo que va de temporada y en Ponferrada aguantó la última media hora con diez para sacar un punto de mérito ante un rival que, de haber ganado, habría saltado a la segunda posición. “Es importante saber dónde estamos y cómo se encuentra el equipo y a partir de ahí vamos a crecer. Si piensas que mañana el equipo va a tener 90 minutos el balón, va a jugar como los ángeles, va a centrar doscientas veces y vamos a meter cinco goles, eso no va a pasar. Lo importante es darle orden, salir al partido vivo e ir a por él y ser constantes en lo que veníamos haciendo. Si ante el Amorebieta conseguimos jugar 45 minutos más o menos y ante la Ponfe fuimos capaces de tener 50, debemos ir creciendo. Si tenemos que ser dominadores del juego 70 minutos, debemos conseguirlo. Tenemos que ser más agresivos en lo ofensivo, ganar duelos, finalizar más jugadas. No nos escondemos de lo que nos hace falta, simplemente que todo tiene un proceso y que tenemos que empezar desde un punto para llegar a otro. El jugador me transmite que tiene muchísimas ganas y que en poco tiempo que llevamos trabajando ya tenemos un orden y que en un campo bastante difícil el equipo, hasta que nos quedamos con uno menos, no sufrió”.

También es una manera de ver la botella medio llena apreciar que sin regularidad se han sumado 17 puntos, cuando el equipo pueda ofrecer mejores prestaciones, tendrá un impulso. “Normalmente les pasa a los equipos que bajan del primer al segundo nivel. Todo es negativo al año siguiente. Estás a tres o cuatro puntos, seguramente antes de llegar yo el equipo habrá hecho cosas buenas para tener tres puntos más y estaríamos hablando de otra cosa. Tenemos carencias y para eso las temporadas son largas y hay que llegar al final mejorando. Todos los puntos son importantes. El otro día destaco el trabajo de los chicos, no se entregan y luchan hasta el último momento. ¿Tenemos que ofrecer más para lo que queremos y buscamos y seremos capaces de conseguirlo? Para eso trabajamos todos los días. Por eso hay que entender que es una categoría muy jodida y en la que hay que mejorar en registros, y los mejoraremos. Una categoría en la que no te puedes descuidar, te pones a ver los nombres y hay muchos equipos que están sufriendo”.

Tras una semana al frente del equipo, “tenemos que ser realistas y entender el contexto. El contexto es la Segunda División, donde ningún equipo es favorito, todos pueden ganar y perder con todos, todos pueden ganar la primera parte y perder la segunda. ¿Y cuántos partidos se solucionan en el 90 y en el añadido? Muchísimos. Hay que ser muy constante en el valor del trabajo, de atención, de entender el juego. Iremos creciendo. Pero primero tenemos que darle consistencia al equipo y así iremos avanzando. Pero creo que la categoría lo pide, no solo aquí. Tenemos que empezar a ser sólidos en eso, en mantener la portería a cero y una vez lo consigamos empezar a generar mucho más”.

En cuanto al Leganés, “está necesitado de puntos, con muy buenos jugadores arriba, que vendrá a por el partido, va a competir como el que más, donde habrá duelos, trabajo, momentos de balón y sin balón. Un Leganés también en situación de necesidad y eso es peligroso. Habrá que pelearlo muchísimo”.

Espera que Ignasi Miquel esté con posibilidades de entrar en el equipo, aunque habrá que esperar al mismo viernes y ha indicado que con Pablo Insua se iniciará la próxima semana un trabajo especial con distancias más largas para que el gallego pueda ir cogiendo ritmo. Sobre los canteranos, ha indicado que a corto plazo es difícil que puedan entrar porque todavía no los conoce lo suficiente pero ha avanzado que quienes vayan a entrenar con el primer equipo tendrán después de cada sesión un trabajo extra y que al final pueden tener su recompensa. “Pero ahora mismo debemos poner el foco donde hay que ponerlo”, ha apostillado.

Etiquetas