SD Huesca

FÚTBOL SEGUNDA DIVISIÓN

Huesca-Leganés, duelo entre ‘gallitos’ devaluados

Partido de necesidad en El Alcoraz entre dos equipos con presupuestos altos y objetivos ambiciosos pero con trayectorias muy irregulares

Ignasi Miquel trabajó ayer con el grupo y es factible que reaparezca hoy ante el Leganés.
Ignasi Miquel trabajó ayer con el grupo y es factible que reaparezca hoy ante el Leganés.
Pablo Segura

Huesca y Leganés miden sus necesidades o sus urgencias -que de todo hay- en una noche que se prevé fresca pero de la que alguno puede salir “congelado”, según sea el resultado.

No andan finos los dos equipos, que cuentan con presupuestos de los más elevados (si atendemos a los techos salariales, el Lega es el tercero y el Huesca el cuarto) y aspiraciones notables. Ambos vienen de Primera y ambicionan el billete de regreso aunque ahora puedan pensar que lo primordial es salir del atolladero en el que se han metido.

Y casi llevan vidas paralelas en el actual curso liguero, con resultados que han desembocado en sendas crisis y cambios en los respectivos banquillos.

El Huesca busca con el “efecto Xisco” su primer triunfo y volver a ganar en El Alcoraz después de dos largos meses de sequía, donde el equipo solo ha sumado 9 de los 21 puntos en disputa. Una docena son demasiadas concesiones para quien pelea por intentar el ascenso.

Y aunque no sirve de consuelo, peor le van las cosas al Leganés, que en su terreno ha sacado 6 de 21 y lejos de Butarque 5 de 21.

Xisco no despejó la duda sobre si Ignasi Miquel estará o no disponible. El central, baja en los dos últimos partidos, parece recuperado pero habrá que ver si al nivel de volver a la titularidad. En caso contrario, Cristian Salvador tendrá que volver a lidiar como alternativa y con Pulido como pareja de baile.

No quiso extenderse mucho el entrenador acerca de sus intentaciones “rotatorias”. No tiene mucho donde elegir. Joaquín Muñoz y Marc Mateu son bajas por lesión y sanción e Insua todavía necesita tiempo y la próxima semana empezará a trabajar en distancias largas en los entrenamientos, aunque ya ha aparecido en las dos últimas convocatorias. Ante Amorebieta y Ponferradina aprovechó Xisco para ir haciendo variantes con alternancias y descansos en el minutaje.

Sea lo que sea, ganar es el objetivo que va aparejado con un mensaje muy insistente que lanzó este jueves Xisco para que la afición esté volcada con un equipo que irá a por el partido desde el primer momento, que tratará de ofrecer lo mejor de sí mismo dentro de la realidad del momento y de sus carencias. Un Huesca que está creciendo desde la defensa para ser sólido y buscando soluciones para un ataque por el momento romo.

El Leganés viaja a Huesca en busca de la primera victoria de la ‘era Nafti’, tras su debut con empate ante el Cartagena. 

Etiquetas