SD Huesca

FÚTBOL / SD HUESCA

Vuelve la gran “marea” tras dos años y con más de 400 aficionados

Torres califica de “extraordinaria” la respuesta para arropar al Huesca en Anduva

La última gran “marea” del Huesca fue a Villarreal, en Primera División, en 2019.
La última gran “marea” del Huesca fue a Villarreal, en Primera División, en 2019.
LOF

El consejero delegado del Huesca, Manolo Torres, ha calificado de “extraordinaria” la respuesta de los aficionados ante la invitación del club para acudir este próximo sábado al encuentro que jugará el equipo azulgrana en Miranda.

Más de cuatrocientos seguidores han acudido al reclamo de la entidad en la primera gran “marea” de la temporada si se exceptúa el partido contra el Zaragoza en La Romareda, aunque para el derbi no hubo viaje organizado y los aficionados fueron por su cuenta. En esta ocasión, se han completado seis autobuses de 55 plazas, además del reparto de otras 80 entradas entre peñistas de la provincia, socios del Fan Club y abonados que van a desplazarse por su cuenta hasta Miranda. En total, 410 localidades. Y seguramente habrá más hinchas dada la demanda que ha habido en el club estos días (peticiones que han llegado desde Bilbao y Barcelona) y aquellos a los que a última hora les revoloteen las mariposas en el estómago y se animen a realizar un viaje cómodo para un partido en el que se prevé un gran ambiente.

Manolo Torres se mostró agradecido el pasado jueves ante la masiva respuesta de la hinchada azulgrana. “Desde luego no constituye una sorpresa. La afición del Huesca siempre ha respondido. En los momentos difíciles del club, la afición siempre ha estado ahí. El club ha querido tener un gesto y un esfuerzo para que esa generosidad de la afición se pudiera poner de manifiesto al acompañar al equipo en Miranda. Y la afición, como siempre, cuando ha tenido que renovar la campaña de abonados o como en época de covid nos apoyó o como cuando la temporada pasada sin poder asistir se renovaron prácticamente la totalidad de los abonados. No por esperada, debemos agradecer el comportamiento óptimo de una afición que además entendemos que vive un momento de cierta decepción respecto a las expectativas que había con el equipo”.

Y al mismo tiempo será un acicate para los jugadores ver a sus incondicionales en la grada de Anduva. “Sin duda, hay momentos en los que los esfuerzos extra que necesitan las piernas, el corazón y la cabeza, muchas veces vienen del aliento exterior. Todos en nuestra vida tenemos momentos en los que podemos desfallecer y estar bien rodeado y acompañado te lleva a que cuando te empiezan a faltar las fuerzas te vas para adelante. Lo que hace una afición, y en este caso estar arropados en Miranda, nuestros jugadores de inicio lo van a agradecer y durante el partido lo van a necesitar y les va a ayudar”, afirmó.

Desde Villarreal en 2019

El último gran desplazamiento masivo del Huesca se remonta a la temporada 18-19, con el Huesca en Primera División, y en concreto a la jornada 35, con el partido que jugaron los azulgranas en Villarreal. Aquel choque era prácticamente la última “bala” para la salvación y el club fletó once autobuses.

El resultado fue de empate a un gol (Fornals adelantó al Villarreal y Chimy Ávila igualó en el 79) y ahí se consumieron casi todas las opciones de salvación, que quedaron rotas momentos antes del choque con el Valencia la jornada siguiente, que se saldó con un demoledor 2-6.

El partido del sábado supone, por tanto, el gran regreso de la “marea” azulgrana, que ha despertado en un momento de urgencias ante el toque a rebato del club.

Etiquetas