SD Huesca

sd huesca

El Huesca B merece más premio ante el Ibiza pero le faltó colmillo (0-0)

Buen partido del filial en el que las defensas se imponen a los ataques

Manu Rico conduce el balón en el partido de este domingo ante el Ibiza.
Manu Rico conduce el balón en el partido de este domingo ante el Ibiza.
SD Huesca

SD Huesca B: Valera, Nacho Pastor, Mora, Euse, Edu Adell (Barba, 24); Carrasco (Miguel Fernández, 83), Tomeo (Ronald, 69), Manu Ric0; Sandoval (Abizanda, 69), Manu Molina (Aparicio, 69) y Carlos Kevin.

CD Ibiza Islas Pitiusas: Contreras, Soler, Barnils, Jaume Villar, Javi Serra, Simeone (Ramón López, 69), Marcos García, Bengoechea (Tarrés, 66), Julen, Delgado y Moreno.

ÁRBITRO: Carrero Romera (Comité Catalán). Amonestó a Euse, Mora y Carrasco por el Huesca B y a Julen por el Ibiza.

INCIDENCIAS: Mañana ventosa en el Municipal de Grañén, con buen ambiente.

HUESCA.- La falta de colmillo le privó al Huesca de la victoria ante el Ibiza en un partido que estuvo más cerca de ganar ante un Ibiza parapetado casi siempre y bien desactivado en ataque por el trabajo defensivo de los azulgranas, que conservan su condición de invicto como local.

El Huesca fue dominador del balon y del partido en el primer tiempo, sobre todo en la fase inicial. El filial azulgrana se presentaba con cambios obligados en la defensa por las bajas de Val y Anglada (además de Sastre y Fuentes), a las que mediado este periodo inicial se sumaba el carrilero zurdo,Edu Adell, que echaba el pie a tierra por una dolencia muscular.

Así las cosas, de inicio eran Nacho Pastor, Euse y Mora los que dibujaban una línea de tres con Manu Molina y Edu Adell en los flancos, más avanzados, después Barba en lugar de Adell. Por delante, una vez más era Pablo Tomeo el pivote que escoltaba a Manu Rico y Carrasco, encargados de conectar con Carlos Kevin en la punta y Sandoval escorado a la derecha.

Con el viento a favor, el Huesca buscó con más afán la portería del Ibiza, ordenado en su repliegue y sin arriesgar en sus salidas al ataque, escasas aunque peligrosas un par de ellas.

El filial azulgrana fue quien trató de golpear primero con una falta desde la izquierda que lanzó directo Carrasco, fuera junto al palo. Y a continuación, animado como estaba el equipo de Dani Aso, una buena triangulación terminaba con la llegada de Molina pisando el área por la derecha pero tirando desviado. Se había hecho el Huesca con el control del partido y sumó a estas dos primeras oportunidades una tercera con una buena conducción de Manu Rico, entrando por la izquierda, con un derechazo que también se marchó fuera junto a la base del poste.

Luego llegó la lesión de Edu Adell, un puñal en sus incursiones por la izquierda, aunque también su alternativa, Barba, es un futbolista al que le gusta sumar en ataque.

Las fuerzas se igualaron. Al Huesca B le costó más empujar y el Ibiza se asomó en ataque con una doble opción en la que Valera rechazó un tiro de Delgado desde la derecha y Serra perdó su segundo remate en el exterior de la red. Y después en una falta frontal, también lanzada por la derecha, que Valera neutralizó y que el árbitro anuló en segunda instancia por fuera de juego.

La última fue para el Huesca B con un balón filtrado al área que se perdió tras el lío que se montaron defensa y portero ibicencos.

Con el viento de cara parecía que el Ibiza salía con ganas de guerra tras el descanso. En los primeros minutos, el conjunto balear puso cerco sobre la portería oscense pero aquello fue un espejismo que no pasó de una entrada de Javi Serra que desbarató Valera.

El Huesca B volvió a tomar el mando. Se asentó bien atrás, sin hacer concesiones y desactivando a la ofensiva ibicenca, en especial a Delgado (máximo goleador de la categoría), que pasó desapercibido ante el buen trabajo que hizo la cobertura del filial.

El equipo de Dani Aso, bajo la batuta de un omnipresente Manu Rico, volvió a la carga para intentar abrir el marcador ante un Ibiza decididamente conservador. Al cuarto de hora, en una buena acción combinada con apertura a Barba, el lateral centró pasado desde la izquierda y Sandoval remató con una volea fallida en la primera ocasión de este segundo tiempo para el Huesca.

Apretó el filial, que volvió a cobrarse otras dos opciones en un minuto. Un centro desde la derecha al corazón del área lo cabeceó abajo Carlos Kevin, atajando el portero. Y de nuevo el meta estuvo atento en una jugada en la que Euse arrancó desde la defensa, abrió a la derecha y el centro lo remató de cabeza el propio central.

Dani Aso buscó frescura en un triple cambio con la entrada en juego de Esteban Aparicio, Abizanda y Ronald. Aumentó la presión azulgrana, con varios saques de esquina que llevaron la incertidumbre al área del Ibiza, pero sin ese último arreón para desequilibrar.

El partido fue consumiéndose con una última intentona del Huesca en un centro de Miguel Fernández desde la izquierda que abortó el portero balear con Carlos Kevin esperando en el segundo palo. El Ibiza, que no había dado señales de vida, apareció en el descuento con dos jugadas peligrosas pero sin concretar.

Etiquetas