SD Huesca

segunda división

El Huesca da “un primer paso a la mejoría”

El Huesca logró el primer triunfo y la primera puerta a cero con Xisco en el banquillo

Adolfo Gaich fue el delantero titular en Anduva.
Adolfo Gaich fue el delantero titular en Anduva.
LALIGA

El Huesca se hizo en Anduva con su primera victoria tras cinco jornadas sin ganar, y la primera desde que Xisco Muñoz se sienta en el banquillo oscense. Un resultado que necesitaba el equipo en el encuentro en el que se vieron muchos aspectos positivos. Por encima de todo, el hecho de ser ese primer triunfo con el manacorí como técnico.

También fue la primera portería a cero de los azulgranas desde el cambio de entrenador. El Huesca había recibido cuatro goles en los tres primeros partidos de Xisco, que se jugaron con un margen de siete días. Pero ante el Mirandés, el cuadro oscense se quedó sin encajar, pese a que el conjunto jabato realizó quince disparos, más de los que hicieron el Amorebieta (seis) y el Leganés (cinco) en El Alcoraz, Pero solo cuatro fueron a puerta y fueron resueltos por Andrés. Eso sí, hubo un quinto tiro que se estrelló en el palo. Ante la Ponferradina, fueron dieciséis los lanzamientos recibidos, siete entre los tres palos.

Por contra, fue el partido en la era Xisco en la que más disparos realizó el conjunto oscense, en su debut también con la segunda equipación: catorce lanzamientos, cuatro de ellos a puerta. Antes, había hecho diez contra el Amorebieta, seis frente a la Ponferradina y once ante el Leganés.

Además, el gol de Marc Mateu fue el primero de jugada de los azulgranas desde que el manacorí es entrenador. Hasta ahora, solo habían marcado gracias a un tanto en propia de Oier Luengo, del Amorebieta, en un desafortunado rebote, y con un penalti que transformó Jaime Seoane en El Toralín.

En Anduva llegó, por fin, la primera diana con elaboración, aunque fuera algo ‘simple’. Fue en un saque de banda que recibió Adolfo Gaich. el argentino controló con el pecho, se dio la media vuelta ante un defensa del Mirandés al que le ganó la partida y puso la pelota en el área pequeña, en el primer palo, donde entró Mateu para marcar con la izquierda.

“Un primer paso”

Después del partido contra el Mirandés, Gaich, el asistente del único gol del partido, destacó la importancia de ganar el sábado, que supone “un primer paso hacia la mejoría” que quiere el plantel oscense. “Necesitábamos una victoria, ha venido como visitantes y es muy importante, además con el apoyo de nuestra gente y después de una semana de trabajo muy, muy buena. La terminamos con un triunfo, que es un primer paso hacia la mejoría que está buscando el equipo y toca ir a por más”, indicó.

El argentino fue clave en la victoria gracias a su pase a Mateu en su cuarta titularidad de la temporada y la segunda con Xisco,. “Gracias a Dios me pude soltar y dar esa asistencia que sirvió para marcar el gol de la victoria. Y estoy muy contento también por Marc (Mateu), que es quien ha marcado y nos ha ayudado así a sacar tres puntos muy difíciles”.

Y el delantero no se olvidó de los cuatrocientos oscenses que estuvieron en Anduva. “Sin duda que tiene que crecer esa conexión con la afición. Nosotros hemos hecho un gran esfuerzo y ellos también lo han hecho viniendo hasta aquí, así que debemos demostrarles ese apoyo recíproco y agradecerles dentro de la cancha”.

Etiquetas