SD Huesca

FÚTBOL / SD HUESCA

Reencuentro de plata con el artífice del sueño de Primera

El Huesca se enfrentará a un equipo de Rubi por primera vez en Segunda

Rubi, durante un entrenamiento con el Huesca en el año del ascenso.
Rubi, durante un entrenamiento con el Huesca en el año del ascenso.
Rafael Gobantes

No será el primer reencuentro, pero sí lo será en Segunda División. El Huesca se enfrenta este sábado a Rubi, un técnico que pasará a la historia del club azulgrana por lograr el ascenso directo a Primera División en la temporada 2017-18, el primero que consiguió el club altoaragonés en su historia.

Cabe que recordar que el Huesca ya se enfrentó a un equipo de Rubi, en este caso el Espanyol, en la temporada 18-19 con los dos equipos en Primera, pero ahora, ante el Almería, será la primera vez que se vean las caras en Segunda.

Rubi volvió al final de la pasada campaña a un banquillo de la categoría de plata en Almería, ya que su experiencia anterior fue precisamente la del Huesca. Por medio, una gran primera temporada con el Espanyol, al que clasificó para Liga Europa, y una no tan buena con el Real Betis, ya que fue cesado cuando se había disputado más o menos tres cuartas partes de la temporada.

En Almería la campaña pasada el equipo no logró el ascenso directo y se metió como cuarto en los playoffs, donde fue eliminado por el Girona de otro ex entrenador azulgrana, Francisco.

Y este año el técnico catalán ha llevado al equipo andaluz a ser un líder más que sólido, con 40 puntos, ocho más que el segundo, el Eibar, y diez más que el tercero, por tanto bien encaminado de cara a conseguir el objetivo del equipo almeriense las últimas temporadas, el ascenso a Primera.

Con Rubi en estas 17 jornadas el Almería ha ganado 13 partidos, ha empatado uno y solo ha perdido tres. Es el equipo máximo goleador con 33 tantos, casi a dos por partido, y el menos goleado con doce. En casa ha ganado todos los partidos menos un empate que cedió ante Las Palmas.

Una temporada inolvidable

Hablar de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ es hablar de una temporada imborrable en la historia del Huesca, la 2017-18. Con uno de los presupuestos más modestos de la categoría, el equipo azulgrana terminó segundo la liga, tras el Rayo Vallecano, y logró el ascenso directo a Primera por primera vez en la historia del club.

Los azulgrana sumaron 75 puntos con 21 victorias, 12 empates y nueve derrotas. El ascenso se fraguó sobre todo en casa, donde se ganaron trece partidos, solo se perdieron dos, uno de ellos ante el Nastic cuando ya estaba todo decidido, y se empataron seis.

El técnico desde luego tuvo mucho que decir en aquel ascenso, superando alguna fase de la temporada en la que los resultados no acababan de salir y peligraba ese ascenso, y dando tranquilidad al equipo para superar todos esos obstáculos y lograr un recordado ascenso con la victoria en el Anxo Carro de Lugo.

Pero también hay que decir que la plantilla de aquel Huesca, como se ha visto posteriormente, tenía mucho nivel. De hecho, de aquel equipo hasta siete jugadores están hoy en día o han estado estas últimas temporadas en Primera División.

El portero Remiro juega en la Real Sociedad, Carlos Akapo en el Cádiz, Gonzalo Melero en el Levante, Moi Gómez en el Villarreal, Vadillo en el Espanyol, Cucho Hernández jugó en Mallorca y Getafe y actualmente está en el Watford de la Premier, y el Chimy Ávila milita en el Osasuna.

Etiquetas