SD Huesca

FÚTBOL SEGUNDA DIVISIÓN

Pablo Insua: "Ya soy uno más"

El central reapareció en Cayón siete meses después de su último encuentro con el Huesca

Pablo Insua, durante el partido ante el Cayón el pasado martes.
Pablo Insua, durante el partido ante el Cayón el pasado martes.
LOF

“Ya soy uno más”, dijo un feliz Pablo Insua al término del encuentro de Copa que disputó el Huesca en Cayón el pasado martes. El central gallego había reaparecido más de siete meses después de su último encuentro (el 25 de abril ante el Getafe en El Alcoraz) y tras la grave lesión que sufrió en un entrenamiento el 5 de mayo, con la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, de la cual fue operado el 11 de mayo en la clínica MAZ por el doctor José Manuel García Pequerul.

El defensa expresó el sentimiento de “mucha felicidad” porque “son muchos meses sin hacer lo que uno más quiere y le gusta, que es competir y jugar los partidos. Estoy muy feliz”.

Pablo Insua tuvo palabras de recuerdo y gratitud hacia todos cuantos han estado con él en esta larga travesía y que han apoyado su recuperación. “Me acuerdo de mucha gente, de la familia, el cuerpo médico y técnico, muchísimos amigos y compañeros... gente que me ha ayudado mucho en momentos difíciles. Al principio se pasa mal, me acuerdo de todos ellos por el trato que me han dado”.

Así, que Insua se pone en la parrilla de salida, “aquí estoy para aportar desde ya, cuando el míster me necesite. Estoy con muchísimas ganas de ayudar y creo que ya soy uno más”.

Insua se refirió también a la trayectoria ascendente que ve en el equipo. “Tanto en liga como en Copa se está mostrando muy sólido, concediendo poco y encadenando porterías a cero y cada vez con más ocasiones de gol. Creo que estamos mejorando en acierto y eso va a ser muy importante en los próximos partidos”.

Al frente del proceso de recuperación ha estado el jefe de los servicios médicos del club, el doctor Fernando Sarasa, quien destacó que Pablo Insua había tenido un comportamiento “ejemplar” como paciente y deportista. “Desde que pasó por el quirófano, la evolución ha sido muy satisfactoria. Desde los cinco meses y medio, que le di el alta, ya ha entrenado con todos. Tenía miedo al principio, lógico, pero está mejor que nunca. Lo veo muy bien psicológica y deportivamente. Su recuperación ha sido extraordinaria. Hemos estado muy encima de él. Al principio fue duro, porque había tenido otra lesión similar en la otra rodilla un año antes. Y con la ayuda de los fisios y de Jordi (Carracedo), el readaptador, todo ha ido de maravilla”.

La anterior intervención fue como consecuencia de la rotura del ligamento cruzado anterior en la rodilla izquierda en el encuentro en Gerona el 9 de febrero de 2019. Entonces fue operado por el doctor Ramón Cugat en Barcelona. No volvió a jugar hasta enero 2020 (once meses después). Un cambio en la técnica en esta segunda operación ha permitido recortar los plazos de forma notable y ahora Pablo Insua vuelve a dibujar su mejor sonrisa. En el Huesca tiene contrato hasta junio de 2023.

Etiquetas