SD Huesca

Fútbol / SD Huesca

Un Huesca efectivo y luchador vuelve a ganar en El Alcoraz (3-2)

Los goles de Gaich, Ignasi y Seoane le dan los puntos a los azulgranas, que han sufrido ante el Valladolid

Un momento del partido en el Alcoraz
Un momento del partido en el Alcoraz
Rafael Gobantes

SD HUESCA: Andrés Fernández, Ratiu (Buffarini, minuto 75), Pulido, Ignasi Miquel, Florian Miguel, Cristian Salvador (Mikel Rico, minuto 54), Mosquera, Nwakali, Seoane, Marc Mateu y Gaich (Escriche, minuto 64).

REAL VALLADOLID CF: Roberto Jiménez, Luis Pérez (Fede, minuto 84), Joaquín Fernández, Javi Sánchez, Nacho (Anuar, minuto 84), Roque Mesa, Aguado (Cristo, minuto 71), Óscar Plano (Toni Villa, minuto 84), Plata (Kike Pérez, minuto 71), Sergio León y Weissman.

GOLES: 1-0 Minuto 12: Gaich. 2-0 Minuto 21: Ignasi Miquel. 2-1 Minuto 63: Plata. 3-1 Minuto 80: Seoane. 3-2 Minuto 94: Kike Pérez. 

ÁRBITRO: Saúl Ais Reig (comité valenciano). Ha amonestado a Roque Mesa, Javi Sánchez y Plata (Valladolid). 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 19 de Segunda División disputado en El Alcoraz con 4.218 espectadores.

El Huesca ha vuelto a ganar en El Alcoraz tres meses y medio después. Los azulgranas han cuajado un buen partido, en el que han sufrido ante el Valladolid en un duelo de tú a tú que se ha decantado del lado oscense gracias a su efectividad.

La primera parte ha sido trepidante, con dos goles de Adolfo Gaich e Ignasi Miquel, que se han estrenado como goleadores azulgranas, en poco más de veinte minutos. Pero los pucelanos han achuchado y mucho, con un Andrés espectacular y salvador. Plata ha acortado distancias en la segunda parte y los de Xisco han tenido que sufrir, incluso pese al 3-1 de Jaime Seoane a diez minutos del final.

El equipo vuelve a ganar en su estadio, donde la afición oscense ha estado volcada con los suyos, ante uno de los rivales más fuertes de la categoría, el Valladolid de Pacheta que lo ha intentado hasta el final. Un nuevo paso en el proceso de crecimiento de los azulgranas.

El Huesca ha empezado con la única novedad en el once titular de Nwakali, que se ha puesto por detrás de Gaich y ha pasado a Seoane a la banda izquierda, con Mateu en la derecha. El resto del equipo era igual que el de los dos partidos anteriores de liga. Y en el inicio, los azulgranas eran los que llevaban más la iniciativa.

El cuadro oscense se iba acercando poco a poco al área rival y Gaich ha puesto el 1-0 con un golazo. El argentino ha recibido en el área pequeña el cuero de Ratiu, que había apurado hasta la línea de fondo, y, tras controlar, ha goleado la pelota con el tacón para batir a un Roberto que ha visto cómo se colaba dentro de la portería. 

El Alcoraz se ha venido arriba y el Huesca también. Seoane ha perdonado el segundo en el 17 al tirar fuera en un mano a mano después de una buena maniobra de Nwakali. Cristian Salvador ha dado el susto al tirarse al suelo, pero ha podido continuar y en un córner, los de Xisco han ampliado la cuenta. El balón le ha quedado a Seoane en el vértice izquierdo del área pucelana, ha centrado e Ignasi Miquel ha cabeceado en el segundo palo para anotar el 2-0.

El Valladolid ha dado un paso adelante y ha estado a punto de recortar diferencias en un saque de esquina que ha cabeceado Joaquín a las manos de Andrés. Los jugadores visitantes han reclamado que el balón había entrado, pero Ais Reig lo ha negado y el VAR lo ha confirmado. En otro centro lateral, Plano ha rematado solo dentro del área con una volea que ha atajado de nuevo el meta azulgrana. Avisaban los blanquivioletas.

Comenzaban a achuchar los de Pacheta y otro envío de Nacho desde la izquierda no lo ha alcanzado nadie, pero de nuevo el susto estaba ahí. Andrés ha salvado los muebles en el 35 por partida doble, ante dos disparos de Aguado y Weissman, en una buena combinación, con todo a favor en una jugada mal defendida por los locales.

El encuentro se estaba convirtiendo en un toma y daca en el que los azulgranas también han podido marcar si no llega a ser por un Roque Mesa que ha cortado un pase de la muerte de Seoane a Gaich. Las pulsaciones han bajado cuando se acercaba el descanso y Andrés ha intervenido otra vez para hacerse sin problemas con un lanzamiento de Plata. El ecuatoriano ha perdonado el 2-1 en el 45 al rematar mal, sin oposición, un centro de Nacho. El Huesca ha sobrevivido al arreón del Valladolid y su buen inicio de partido le ha permitido irse al descanso con dos goles de renta.

La segunda mitad ha empezado con el Valladolid a los mandos. Los pucelanos tenían la posesión y se aproximaban con facilidad al área oscense, con el riesgo que ello conlleva de dejar espacios atrás. A Xisco no le gustaba lo que estaba ocurriendo sobre el campo y ha llamado a Mikel Rico, que ha entrado por Salvador justo después de un cañonazo de Nwakali que se ha ido desviado. 

Pero los pucelanos estaban desatados, con Roque Mesa en el centro de operaciones, y un pase en profundidad lo ha cogido Sergio León, quien se ha topado en el mano a mano con un inmenso Andrés, que ha aguantado en su sitio para despejar el tiro. Tanto ha ido el cántaro a la fuente, que al final se ha roto. El portero azulgrana ha vuelto a aparecer para sacar un remate a bocajarro de Weissman, pero nada ha podido hacer en el rechace y Plata ha metido al Valladolid de lleno en el partido.

Xisco ha buscado aire fresco, sobre todo en la presión, con la entrada de Escriche por un agotado Gaich. Pero ese 2-1 ha dado alas al equipo visitante y ha encogido más al local, incapaz de hilvanar una jugada a la contra pese a lo adelantado que estaba su rival. El entrenador manacorí se ha visto obligado a gastar su última ventaja de cambios con Buffarini, ya que Ratiu no ha podido continuar.

Pasado el cuarto de hora de juego, parecía que el Huesca conseguía detener las cabalgadas vallisoletanas e incluso ha gozado de acercamientos a la contra y en acciones de estrategia que no ha culminado hasta el minuto 80, cuando Seoane ha dirigido una contra que él ha empezado con una pared con Escriche y ha cerrado con algo de suerte, ya que su disparo lo ha tapado Joaquín, ha rebotado en el madrileño y ha entrado en la puerta de Roberto. 

Pacheta ha quemado sus naves con un triple cambio (Fede, Toni Villa y Anuar) en la recta final, en la que su equipo se ha lanzado al ataque con todas sus armas, pero el Huesca se ha defendido con uñas y dientes, sabiendo sufrir y manteniendo la posesión cuando la recuperaba. Kike Pérez se ha sacado un golazo con un lanzamiento a la escuadra cuando restaba medio minuto para acabar, pero no ha sido suficiente y el conjunto oscense se ha llevado los puntos.

Etiquetas