SD Huesca

sd huesca

Fallece el ex presidente de la SD Huesca José María Mur Coronas

Bajo su mandato se construyó el estadio de El Alcoraz, que el próximo mes de enero cumple 50 años

José María Mur.
José María Mur.
PABLO SEGURA

HUESCA.-  La SD Huesca llora este jueves la muerte del que fuera su gran presidente José María Mur Coronas. Su corazón se ha detenido a primera hora de la mañana en la residencia de Tardienta, a los 83 años de edad (el próximo día 15 habría cumplido los 84).

En las colaboraciones que firmó en DIARIO DEL ALTOARAGÓN firmaba con los 70 años dedicados al fútbol, de ellos diez en la presidencia del Huesca en dos etapas, y antes también como futbolista y aficionado.

Fue el tercer presidente del club azulgrana cuando “renació” en 1960. Su primer mandato se prolongó desde 1967 a 1975. Una época gloriosa en la que promovió la construcción del estadio de El Alcoraz, que el próximo 16 de enero cumplirá los 50 años de vida y que se ha convertido en el gran patrimonio del club con las reformas que se han ido realizando, especialmente en la última década. Aquella legislatura tuvo también, en el plano deportivo, el punto álgido con la conquista del Campeonato de España de Aficionados en 1974. Su segunda época al frente del Huesca fue más circunstancial ya que acudió al “rescate” del club en la campaña 84-85 y como presidente de una Junta Gestora con Carmelo Castanera. Fueron momentos duros que se resolvieron de manera notable y que a punto estuvieron con culminar con el ascenso a Segunda B en la histórica promoción con el Burgos.

José María Mur, maestro, definió el fútbol como “educación, deporte, sociología, economía, matemáticas y geometría política”.

Su pasión por el fútbol se la inculcó su padre. Mur era de la quinta de Carlos Lapetra, al que siempre consideró como el mejor futbolista aragonés de todos los tiempos. Jugó en el Dosa y no se perdía ningún encuentro de aquel Huesca que estaba en Villa Isabel y luego en San Jorge, donde se hizo presidente justo con 30 años. La Federación Aragonesa de Fútbol le distinguió con su medalla al Mérito Deportivo.

Forjó una gran amistad con Raimundo Bambó, a quien le convenció para lanzarse a la gran aventura de construir un campo de fútbol de propiedad del Huesca, que sin duda se convirtió en su obra maestra. “Aquellos eran tiempos heroicos, lo de hacer El Alcoraz fue una epopeya. Solo a un hombre como él se le podía ocurrir lanzarse a una aventura de esa magnitud sin tener dinero”, recordaba el arquitecto oscense profundamente consternado por la pérdida de su amigo, por quien sintió siempre una gran admiración. “Qué pena que esta época dorada del Huesca no la haya podido vivir como le hubiese gustado. Y más en estas circunstancias y con la pandemia, sin que nos hayamos podido despedir”, lamentaba Bambó, quien resaltaba la trascendencia con el paso de los años ha tenido para la historia del Huesca disponer de una instalación propia “porque si no hubiese sido por él, el Huesca no habría tenido el patrimonio que tiene con el campo”.

“Muy azulgrana… y del Barça”, decía José Mari Mur que era. Deja una huella imborrable en el fútbol oscense y en la SD Huesca. “𝑇𝑢 𝑟𝑒𝑐𝑢𝑒𝑟𝑑𝑜 𝑦 𝑙𝑒𝑔𝑎𝑑𝑜 𝑠𝑖𝑒𝑚𝑝𝑟𝑒 𝑒𝑠𝑡𝑎𝑟𝑎́ 𝑐𝑜𝑛 𝑛𝑜𝑠𝑜𝑡𝑟𝑜𝑠”,

subrayaba el Huesca al expresar sus condolencias.

La capilla ardiente de José María Mur se encuentra en el Tanatorio de Huesca y elfuneral se celebrará este viernes en la iglesia de San Lorenzo a las once de la mañana.

Etiquetas