SD Huesca

Fútbol / SD Huesca

El Huesca se nubla en la Copa del Rey (0-1)

Los azulgranas quedan eliminados ante el Girona en un frío partido, en el que Escriche ha fallado un penalti

Nwakali busca un pase en el Huesca-Girona.
Nwakali busca un pase en el Huesca-Girona.
Rafael Gobantes

SD Huesca: San Román, Buffarini, Insua, Ignasi Miquel, Barba (Marc Mateu, minuto 82), Mikel Rico (Seoane, minuto 82), Nwakali, Escriche, Lombardo (Joaquín, minuto 67), Pitta (Gaich, minuto 67) y Carlos Kevin (Manu Rico, minuto 46).

Girona FC: Ortolá, Calavera, Santi Bueno, Monjonell, Jairo, Kébé, Pol Lozano (Aleix García, minuto 77), Artero (Suleiman, minuto 66), Arnau, Valery (Baena, minuto 66) y Bustos.

Gol: 0-1 Minuto 22: Calavera. 

Árbitro: Iosu Galech Apezteguía (comité navarro). Amarillas a Mikel Rico (Huesca) y a Baena, Suleiman (Girona).

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda eliminatoria de la Copa del Rey disputado en El Alcoraz con 3.077 espectadores. Antes del encuentro se ha guardado un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del expresidente del Huesca José María Mur.

El Huesca se ha despedido de la Copa del Rey en segunda ronda al caer ante el Girona en El Alcoraz. La niebla ha sido un fiel reflejo del partido de los azulgranas, frío, ante un rival que ha hecho lo que tenía que hacer.

Un gol de Calavera en la primera parte, beneficiándose de la pasividad del equipo oscense, vale el billete a la tercera ronda a los de un Míchel que volvía a tierras oscenses. Los de Xisco han buscado al menos un empate para forzar la prórroga, con fe pero sin fútbol, y apenas han gozado de ocasiones claras. Eso sí, han tenido un penalti de Escriche que Ortolá ha detenido. 

El técnico manacorí ha salido con dos puntas, Pitta y Carlos Kevin, mientras que Escriche estaba en la derecha y Nwakali acompañaba a Mikel Rico en el medio. El Girona se ha hecho con la pelota en el inicio del encuentro, pero el conjunto oscense ha revertido pronto la situación con el centrocampista nigeriano y Lombardo buscando protagonismo. 

Sin embargo, el ritmo del juego no era alto y daba la sensación de que los jugadores se habían contagiado del clima, con una niebla que iba bajando poco a poco. El primero en disparar, sin fortuna, ha sido el visitante Valery en el minuto 18 y, poco después, el colegiado ha anulado un gol al mismo jugador por fuera de juego. 

El Girona estaba volviendo a hacerse con el mando y Calavera ha sorprendido con un eslalon, aprovechando el pasillo que le ha dejado el cuadro oscense, para plantarse sólo ante San Román y marcar con su pierna menos buena, la zurda. El partido seguía frío, aunque el gol le había sentado mejor a los de Míchel y San Román ha evitado que Valery ampliara la cuenta.

El conjunto catalán estaba mucho mejor asentado sobre el campo y al Huesca le costaba salir de su campo. No había ocasiones, pero si algo parecía más cerca era el segundo y Bustos ha estado cerca de conseguirlo con un derechazo al larguero en el 38 después de una buena salida de balón de su equipo y de una dejada de Calavera hacia la frontal. 

Cuando tenían el cuero, los centrales azulgranas no podían conectar con el centro del campo debido a la presión rival y los envíos en largo y las arrancadas por banda parecían la única vía para llegar al área visitante. Pese a que el equipo no estaba fino, ha podido empatar justo antes del descanso en un robo de Pitta en el centro del campo y una contra llevada entre el paraguayo, Escriche y Carlos Kevin ha terminado con un tiro a la media vuelta del canterano, sólo ante Ortolá, que se ha ido fuera.

El Huesca ha iniciado la segunda parte con una modificación: Pitta se quedaba como único delantero al entrar Manu Rico, que se ponía por detrás del paraguayo, por Carlos Kevin. Canterano por canterano. Los de Xisco tenían más la posesión, pero no encontraban la fórmula para superar la zaga rojiblanca. 

Con el paso de los minutos, los azulgranas han ido acercándose a la meta rival con más peligro y han dispuesto de tres saques de esquina que no han conectado con rematador alguno. Barba ha sido el primero en probar a Ortolá en el minuto 64 con una volea en el rechace de un córner que ha atajado el portero visitante. También San Román ha intervenido para atrapar un lanzamiento desde fuera del área de Bustos.

Joaquín y Gaich han entrado al terreno de juego en busca de un cambio de dinámica y el malagueño ha dejado dos acciones en sus primeras participaciones, con un tiro tapado por Monjonell y un pase raso que Escriche ha mandado a las nubes. En el 70, Kébé ha tenido el segundo con un derechazo desde la frontal que se ha marchado fuera junto al poste izquierdo de la puerta oscense.

Lo estaba buscando el Huesca y en una combinación, Escriche ha sido víctima de un penalti en el 74. El castellonense ha tomado la responsabilidad, pero Ortolá le ha privado de la igualada. El portero visitante se ha estirado para meter una buena mano al lanzamiento, que iba ajustado al palo y raso.

Un minuto después, Suleiman ha estado a punto de ampliar la renta del Girona con un cabezazo a bocajarro que se ha paseado junto a la línea. El penalti fallado ha supuesto un mazazo para los azulgranas y los visitantes lo han aprovechado para controlar el choque. San Román ha despejado un centro de Bustos que se ha envenenado y Seoane y Mateu (de lateral izquierdo) han sido los últimos recursos que han salido desde el banquillo en busca del empate.

Pero el Huesca no tenía las ideas claras y, en la recta final, el choque ha ido al terreno que quería Míchel, cuyo equipo acumulaba posesiones largas y no dejaba huecos cuando le tocaba defender. Los azulgranas han tenido una última oportunidad en el 91 con dos centros de Joaquín y Manu Rico y un posterior tiro desviado del malagueño y, bajo la niebla, se han despedido de la Copa del Rey. 

Etiquetas