SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

El ataque, entre ceja y ceja

Velocidad, desborde y gol son las prioridades del Huesca en el mercado invernal

Gaich, uno de los señalados en el Huesca, en el partido ante el Alcorcón.
Gaich, uno de los señalados en el Huesca, en el partido ante el Alcorcón.
Rafael Gobantes

El Huesca no quiere crear expectativas que luego puedan fallar en la “operación entrada” en la que está trabajando la dirección deportiva para reforzar la plantilla, especialmente en ataque.

Desde hace ya tiempo, se podría decir que desde que se cerró el mercado de verano, y a la vista de la cortedad del plantel, el club ha estado planeando los efectos correctores ante las necesidades que tiene. La llegada de Xisco Muñoz ha servido para acelerar más si cabe el movimiento del mercado invernal.

Con cuatro fichas para completar la nómina de 25, habrá que ver si el Huesca se dispone a cubrir todo el cupo o a dejar algún hueco. Un central -que ya quedó pendiente en septiembre-, un centrocampista, dos extremos y un delantero son los objetivos que maneja la entidad.

Pero sobre todo, el ataque es la línea que está entre ceja y ceja.

Velocidad, desborde, imaginación y gol. Esas son las características que quiere el Huesca que tengan los futbolistas que pretende en el difícil mercado de invierno. Tal vez mucho para una Segunda División en la que casi todos buscan lo mismo y que tienen también la competencia de los más necesitados de Primera con un corte igual o parecido en sus urgencias.

Xisco Muñoz se ha empleado a fondo en apuntalar el trabajo defensivo del equipo. Durante los nueve partidos que ha estado al frente del Huesca en competición liguera, ha encajado siete goles y en cuatro de ellos ha mantenido la puerta a cero. Pero solo ha perforado en otras siete ocasiones las porterías contrarias.

Aunque lo que más chirría es la enorme cantidad de puntos que ha dejado escapar de El Alcoraz. La friolera de 19, unas cifras que son de descenso en un equipo aspirante a todo.

Dar en la diana. Esa va a ser la clave en el momento de concretar los fichajes, aunque para el inicio de la segunda vuelta no habrá novedades, excepto la vuelta de Ignasi Miquel tras la sanción y habrá que ver la evolución de las lesiones de Mosquera (rotura de fibras) y David Ferreiro (fuera del equipo en las tres últimas jornadas por una pubalgia), aunque los gallegos será difícil que estén en condiciones. Y no podrá haber “caras y ojos nuevos” ante el Girona porque el mercado se abre justo después, el día 3 de enero, y se prolongará hasta el 31.

En ese acierto ofensivo, que puede arrastrar la mejora del equipo, puede estar una de las claves de la mejora del Huesca.

Porque la conclusión de todo esto es que si en una primera vuelta tan decepcionante se han sumado 27 puntos y el equipo está a tiro de 4 del playoff, unos refuerzos de garantías pueden dar un impulso hacia la anhelada lucha por el ascenso.

Varios nombres suenan: Vavro, Lago Junior, Febas, Adrián López y este martes mismo, desde Pamplona, salía el de Rober Ibáñez, pretendido por el Valladolid (cómo no) y también el Leganés y el Tenerife. Paciencia. 

Etiquetas