SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN - RESUMEN DEL AÑO

Un 2021 de altibajos y crecimiento para la SD Huesca

El Huesca pasó de acariciar la salvación en Primera División a un doloroso descenso

El Huesca se despidió de la Primera División tras una temporada sin público.
El Huesca se despidió de la Primera División tras una temporada sin público.
Pablo Segura

No ha sido un 2021 fácil para el Huesca, que ha vivido muchos altibajos durante estos doce meses. De soñar con la permanencia en Primera al batacazo del descenso y de un inicio de temporada ilusionante en Segunda al bajón por la crisis de juego y resultados para acabar con esperanza antes de afrontar el 2022. Este año quedará marcado también porque el equipo oscense ha tenido cuatro entrenadores. Petón ha sido protagonista también: anunció la creación de la Base Aragonesa del fútbol en verano y su marcha del Consejo de Administración a finales de año.

El cuadro azulgrana comenzó el 2021 como colista de Primera y con un Alcoraz vacío, como todos los campos de Primera y Segunda debido a la pandemia de la covid-19. En el banquillo estaba Míchel Sánchez, el técnico que había guiado al ascenso y que fue destituido tras perder ante el Betis en 11 de enero. Entonces, el Huesca era último con 12 puntos en 18 partidos. Llegó Pacheta con su “que se preparen, que nos esperen”. Fue una advertencia que cumplió, porque el equipo parecía desahuciado, pero nada más lejos de la realidad.

Aunque la andadura del burgalés empezó con derrota, en su tercer encuentro ya ganó, con un 1-3 al Valladolid con un triplete de Rafa Mir. El Huesca se convirtió en un equipo muy competitivo y soñó con la salvación. En las nueve siguientes jornadas, perdió ante Real Madrid, Sevilla, Celta y Barcelona, pero sumó once puntos que le permitieron salir de puestos de descenso en la jornada 30. Era algo que no pasaba desde la sexta.

Sin embargo, cuando mejor estaba el conjunto azulgrana, perdió tres partidos seguidos y volvió al pozo. Tras un triunfo frente a la Real Sociedad y una derrota en Cádiz, el equipo de Pacheta se impuso al Athletic en el penúltimo encuentro de liga y volvió a abandonar el descenso. Luego perdió contra el Betis, pero llegó a la última jornada dependiendo de sí mismo: estaba fuera del descenso con 33 puntos, los mismos que el Elche pero con el average particular del lado de los oscenses.

Por la normativa de las Comunidades Autónomas, los ilicitanos pudieron disputar su partido decisivo ante el Athletic con público en el Martínez Valero, mientras que el Huesca lo hizo a puerta cerrada ante el Valencia. Los primeros ganaron por 2-0 y los azulgranas empataron sin goles, en una mala tarde de los de Pacheta, que, pese a no dar la talla, estuvieron a punto de ganar con dos ocasiones claras de Sandro, una de ellas al palo. No pudo ser y el cuadro oscense sufrió un doloroso descenso a Segunda. Además, poco después de consumarse la desgracia, Pacheta comunicó que no continuaba.

El verano fue movido. Para iniciar un nuevo proyecto, el club confió en el mexicano Nacho Ambriz. Y Petón cumplió uno de sus sueños: la Base Aragonesa del Fútbol. El proyecto, que fue presentado junto a autoridades locales y autonómicas, ya está en marcha para que empiece a dar sus frutos cuanto antes.

En lo deportivo, se despidieron futbolistas como el querido Okazaki o Rafa Mir, que con sus trece dianas se convirtió en el máximo goleador de la historia del Huesca en Primera. Salió traspasado Javi Galán, por quien el Celta pagó 4 millones de euros, mientras que Sandro y Álvaro se marcharon cedidos en operaciones rentables para el Huesca.

Muchos fichajes se hicieron de rogar y también algunas bajas. Sólo empezaron la pretemporada Cristian Salvador, Mateu y Lombardo, más los que seguían y los que volvían de cesión como Joaquín y Nwakali. Gente del filial, que iba a debutar de la mano de Dani Aso en el fútbol profesional tras su ascenso a Segunda RFEF, cogió protagonismo durante la preparación con Ambriz.

Al final también llegaron Florian Miguel, Buffarini, Ratiu, Pitta, San Román, Gaich e Ignasi Miquel, jugadores con currículo pero muchos de ellos sin experiencia en la categoría. El último día del mercado, el Huesca también cerró la rescisión de los contratos de Borja García, que pocas horas después firmó con el Girona, y Siovas, que sigue en el paro.

El inicio de liga no pudo ser más esperanzador, con dos victorias seguidas en un Alcoraz que volvió a acoger a aficionados, eso sí, con límite de asistencia por la pandemia. Los dos triunfos y la imagen que dejó el equipo ilusionaron a la hinchada oscense, pero la situación giró bruscamente con tres derrotas seguidas, una de ellas en casa en el día que se levantaba el límite de aforo en las gradas y podía llenarse El Alcoraz.

A partir de entonces, los azulgranas fueron dando tumbos, con una trayectoria irregular, tanto a nivel colectivo como individual, en la que fue perdiendo seguridad en defensa y mordiente en ataque. Las malas sensaciones llevaron al Huesca a despedir a Ambriz y su cuerpo técnico tras caer en Burgos en la jornada 12, lo cual dejaba al equipo duodécimo y más cerca del descenso que del play off.

Xisco fue el elegido para relevar al mexicano y fue el cuarto entrenador que se sentó en el banquillo del Huesca en menos de un año. Al equipo le costó arrancar de la mano del manacorí, pero fue creciendo poco a poco a partir de la solidez defensiva hasta el punto de enlazar seis jornadas sin perder. Ya en diciembre, la Junta de Accionistas dejó el adiós de Petón al Consejo de Administración, aunque seguirá ligado al club de la mano de la Fundación Alcoraz.

Para la irregular primera vuelta del equipo, los azulgranas siguen vivos en la lucha por el play off. Y para soñar, será clave el mercado de invierno. 

Etiquetas