SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

El Huesca completa una primera vuelta irregular

El equipo ha sufrido altibajos durante las primeras veintiún jornadas de liga

Andrés ha hecho pleno de minutos en la primera vuelta.
Andrés ha hecho pleno de minutos en la primera vuelta.
Rafael Gobantes

El Huesca ha completado una primera vuelta con altibajos en la que, pese a pasar por malos momentos y con sensaciones poco halagüeñas, ha llegado al ecuador de la Segunda División 2021/2022 en mitad tabla, undécimo puesto, con 27 puntos, a sólo cuatro del sexto puesto que da acceso al play off de ascenso.

No obstante, el descenso está a siete puntos y la segunda plaza, que supone subir directamente a Primera, se ve muy, muy lejos, a doce puntos. En los veintiún encuentros que ha disputado el conjunto oscense hasta ahora en liga, ha empatado nueve y tiene las mismas victorias que derrotas, seis. Tras un inicio prometedor de la mano de Nacho Ambriz con dos triunfos y buen juego en las dos primeras jornadas, el equipo ha ido dando tumbos, ha vivido un cambio de entrenador y ha cerrado esta primera vuelta con la mejor racha del curso de choques sin perder, seis.

Un lastre de este Huesca ha sido el de los puntos que han volado de El Alcoraz, un hogar que ha sido un fortín en los mejores años del club en la categoría, en los que ha logrado dos ascensos directos y jugar un play off por subir. Sin embargo, esta campaña los azulgranas sólo han conseguido 14 puntos como locales de 33 posibles. Se han escapado 19, un 60 por ciento de los puntos en juego en el estadio oscense, donde el Huesca ha ganado tres partidos (en las dos primeras jornadas al Eibar y al Cartagena y a principios de este mes de diciembre al Valladolid) y ha perdido otros tres, con cinco empates, diez goles a favor y nueve en contra.

Por comparar, la temporada del último ascenso a Primera, la 19/20, el Huesca perdió tres partidos en El Alcoraz en toda la liga y en el ascenso anterior, en la 17/18, sólo dos. Ambas campañas, los azulgranas llevaban bastantes más puntos (35 con Míchel y 40 con Rubi). De hecho, este Huesca suma sólo un punto menos que en la 16/17, cuando disputó el play off.

Volviendo a este curso, el cuadro oscense es el decimocuarto mejor local de Segunda y el noveno visitante, ya que a domicilio ha sumado 13 puntos de 30 y ha ganado en los campos de la Real Sociedad B, el Girona y el Mirandés.

El club apostó por Nacho Ambriz para el proyecto con el que se buscaba el regreso a Primera, pero el resultado no fue el esperado. Con el mexicano, los azulgranas cosecharon 15 puntos en doce jornadas. Ganó en las dos primeras, pero en las diez siguientes solo hizo 9 puntos con dos triunfos y con la sensación de ser un equipo débil en defensa e inocente en ataque.

Tras ganar al Eibar y Cartagena, llegaron tres derrotas seguidas contra Las Palmas, Oviedo y Lugo y, a partir de entonces, resultados dispares y con más puntos fuera (9) que en casa (2). La derrota en Burgos pr 3-1 en la jornada 12 supuso la destitución de Ambriz y la llegada de Xisco, que no tuvo un comienzo fácil: sólo dispuso de tres entrenamientos antes de su estreno ante el Amorebieta y jugó frente a los vascos, Ponferradina y Leganés tres partidos en siete días.

Sin tiempo para moldear al equipo, el Huesca sacó 2 puntos en esos envites y poco a poco ha ido creciendo desde la defensa. Con el manacorí, el conjunto oscense lleva 12 puntos en nueve choques, con siete goles anotados y otros tantos encajados.

La forma de jugar ha cambiado bastante, ya que con Ambriz los azulgranas eran los que más posesión tenían en toda la Segunda, con cerca del 60 por ciento, y ahora ha bajado al 52 y hay nueve equipos que tienen el balón. También ha disminuido la cantidad de pases, tanto intentados como acertados, estadísticas en las que el Huesca era de los mejores y ahora está decimotercero en ambas.

Pero ese cambio está dando sus frutos y el conjunto oscense no pierde desde hace siete jornadas, cuando cayó en casa con el Leganés por 0-2. Desde entonces, dos victorias y cuatro empates, con cinco tantos a favor y tan sólo tres en contra.

En definitiva, como dijo este lunes Jorge Pulido, la primera vuelta del Huesca es mejorable, pero, pese a todo, el equipo está a tiro de piedra del play off. El director general del club, Josete Ortas, valoró esta primera mitad de temporada de los azulgranas con un “aprobado rapado” en una entrevista a este medio este domingo. 

Etiquetas