SD Huesca

SD HUESCA

Antonio Calle: "Queremos resarcirnos de la derrota ante el Girona"

El segundo entrenador del Huesca confirma la baja de Xisco por covid y destaca la "ilusión y ganas" para volver a la senda del triunfo en Cartagena

Antonio Calle, segundo entrenador del Huesca, este viernes en El Alcoraz.
Antonio Calle, segundo entrenador del Huesca, este viernes en El Alcoraz.
PABLO SEGURA

HUESCA.- Antonio Calle, segundo entrenador del Huesca, ha sido el encargado de comparecer ante los medios en la previa del encuentro que el equipo azulgrana disputa este sábado en Cartagena. El propio técnico ha confirmado que Xisco Muñoz había sido una víctima más del covid. Lo que no ha podido certificar ante los medios, a la espera de los resultados de las pruebas realizadas a primera hora de la mañana, la lista definitiva de bajas en la plantilla, que de momento se extiende a Pulido, Mikel Rico, Mosquera y Gaich, además de Nwakali, si bien este último por encontrarse con Nigeria en la Copa de África.

Pese a todo, y después de una semana atípica “por lo raro que está toda la competición por el virus”, ha señalado Calle, “el equipo ha entrenado bien, con mucha ilusión, con ganas, hemos preparado el partido sabiendo que es muy difícil y complicado ante un gran equipo de la categoría. Y vamos con la intención y las ganas de resarcirnos del partido ante el Girona en casa, que no merecimos perder”.

Ha destacado el técnico el potencial del Cartagena, “le pillamos posiblemente en uno de los mejores momentos de la temporada, hizo un grandísimo partido contra el Valencia, al que tuvo contra las cuerdas. Sabemos de la calidad de su plantilla, tiene jugadores top que todos conocemos y va a ser un partido que nos va a exigir el máximo. Pero al final es otro partido más de la categoría, sabemos que todos son muy complicados y nosotros lo afrontamos con la máxima ilusión y ganas”.

Un Cartagena muy fiable en casa y un Huesca que está mostrando su mejor versión de juego y resultados como visitante. “Además, allí se suele vivir un ambiente bonito de fútbol, la gente aprieta, se dan unos condicionantes para disfrutar de un buen partido. Nuestros números fuera de casa son muy buenos. Y vamos con la intención de conseguir los tres puntos. Vamos mermados, tenemos bajas, pero también los jugadores que están teniendo menos minutos van a tener la posibilidad de demostrar que pueden estar allí, que pueden jugar perfectamente y tenemos plena confianza y garantías de que van a hacer las cosas bien”.

Antonio Calle ha indicado que los futbolistas que fueron baja ante el Girona y han vuelto a los entrenamientos a lo largo de la semana (Joaquín, Seoane, Ratiu y Escriche) se encuentran bien, “han sido asintomáticos y dentro de que no han tenido esa actividad física de entrenar, están en perfectas condiciones. Han entrenado bien, sin problemas, sin ningún tipo de debilidad y disponibles para ayudarnos mañana y estar con nosotros”.

Una seña de identidad que acompaña al Huesca de Xisco es la de trabajar como bloque. “Es la idea que tenemos desde que llegamos, ser un equipo sólido, que esté junto cuando no tengamos el balón y difícil de que le creen ocasiones. Eso lo hemos conseguido y el equipo ahora mismo lo tiene. El otro día el equipo generó muchísimo, sobre todo en la segunda parte con balón, con muchas ocasiones. Nos falta un poco de efectividad en la parte de arriba para que todas esas ocasiones o situaciones en las que llegamos a los últimos metros finalizarlas con éxito. Es lo único que le puede faltar ahora mismo al equipo. Pero esto también son rachas y confiamos plenamente en los jugadores que tenemos. Ayer hicimos finalizaciones con un grandísimo porcentaje de gol. Esperamos que mañana las opciones que tengamos las podamos concretar”, ha afirmado Antonio Calle.

No ha despejado la interrogante de si el Huesca volverá a jugar con tres centrales o volverá al planteamiento de encuentros anteriores al de Girona. “Estamos barajando varias opciones, si seguir como estábamos antes del partido con el Girona o repetir. Es una decisión que el míster tomará, pero lo importante es que lo hemos trabajado, podemos jugar de una manera u otra, pero lo que es la idea de juego, los automatismos, el equipo lo tiene independientemente de que se juegue con un sistema o con otro”.

Sea cual sea la elección definitiva de Xisco, Antonio Calle sí ha indicado que Pablo Insua está listo para jugar un partido completo. “Hemos ido con él con un proceso de recuperación de ir poco a poco. Tuvo una lesión importante y ha ido cogiendo ritmo, la Copa le vino bien, el otro día entró 45 minutos y cada día se encuentra mejor. Está entrenando a un nivel muy alto, cogiendo confianza y se siente mejor cada día, con más confianza y es una posibilidad de que pueda entrar”.

Y como delantero que fue, Antonio Calle también se ha referido a las dificultades que están teniendo los del Huesca en la presente campaña, reñidos como están con el gol. “Al final es trabajo, cada uno querer ser ambicioso, intentar marcar el máximo de goles en los entrenamientos y luego son rachas. Ahora seguramente a nivel anímico nuestros delanteros no están en su mejor momento porque los números están allí, pero nosotros tenemos plena confianza en Pitta, Adolfo y Dani, jugadores que han marcado goles y que volverán a hacerlo y no tenemos ningún tipo de duda. También hay un trabajo detrás que no se ve, porque a los delanteros siempre se nos mide por los goles, pero hay un trabajo de presión, de jugar de espaldas, de desgaste. Ojalá ese trabajo se reafirme y se complete con la guinda del gol, que es lo que todo delantero quiere”.

Y precisamente en el Cartagena brilla con luz propia Rubén Castro, que camino de cumplir 41 años sigue casado con el gol. “Qué voy a decir yo de Rubén Castro. Es un delantero top, que ha marcado goles toda la vida, en Primera y Segunda División, tiene unos registros espectaculares todos los años, juega bien de espaldas, va bien al espacio, es listo e inteligente… Es un jugador top, un lujo para cualquier equipo de la categoría hoy en día y que seguirá marcando goles hasta cuando él quiera”.

El Huesca vio truncada la racha de seis jornadas sin perder, fuera de casa ha puntuado en las cuatro últimas visitas, pero lo que necesita es ganar. “Fue una pena, porque el partido que hace el equipo contra el Girona es muy completo y no se confirma en el resultado final y la lectura puede ser otra a lo que realmente debería haber sido y a lo que el equipo mereció. Posiblemente si hubiésemos conseguido tres, cuatro o cinco puntos más la situación sería totalmente diferente. Hemos tenido esa posibilidad, no se ha hecho y ahora tal vez ese buen momento en el que estábamos te hace ir un poco más obligado. Creo que hay que quitar esa presión, esa necesidad. Entiendo que la gente, la afición, el club, todos queramos ser ambiciosos porque queremos lo mejor para el Huesca, pero esta es una categoría muy complicada y difícil y todos pasan por momentos complicados. Se junta el covid y ves que se te van trastocando los planes diariamente y tienes que ir cambiando cosas. Es cierto que es para todo el mundo, pero yo confío en que el equipo coja esa confianza y esa seguridad que necesita con una victoria y estoy convencido de que va a llegar viendolos trabajar día a día”.

Etiquetas