SD Huesca

segunda división

Un Huesca diezmado ante un Cartagena al alza

Reválida y máxima exigencia para las aspiraciones del equipo azulgrana con el objetivo de no quedar descolgado de la lucha por el ascenso

Dani Escriche, en el centro de la imagen, se reincorporó ayer a los entrenamientos.
Dani Escriche, en el centro de la imagen, se reincorporó ayer a los entrenamientos.
Pablo Segura

Casi se podría decir que el Huesca afronta el partido de Cartagena con “lo puesto”. Diezmado por las bajas (Pulido, Mikel Rico, Mosquera, Gaich, Lago Junior y Nwakali), con jugadores que se han incorporado entre jueves y viernes a los entrenamientos, casos de Joaquín y ayer Escriche, y con otros que hace siete días no pudieron medirse al Girona (Ratiu, Seoane y Salvador, aunque este último sí que pudo entrar en convocatoria, además de Joaquín), y que durante estos días sí se han podido ejercitar con el grupo. Baja también la del entrenador, Xisco Muñoz, engullido por la covid como ayer confirmó su ayudante, Antonio Calle, que será quien lleve la voz cantante en Cartagonova desde el banquillo.

Es probable, dadas las circunstancias, que el once inicial se acomode a los once futbolistas más habituales y que han podido trabajar dentro de la atípica normalidad del momento. De ser así, la única incógnita sería la de ver si se mantiene la defensa de tres centrales (en cuyo caso Insua, Ignasi Miquel y Florian Miguel serían los elegidos) o por el contrario la decisión es un cuarteto atrás.

Pero si nos atenemos a la idea de juntar líneas, cerrar espacios y esperar las contras, y contando con el poder ofensivo que muestra el Cartagena en su estadio, es más que posible la continuidad de buscar la solidez desde atrás y esperar las transiciones.

Atado el eje con tres hombres, Ratiu y Marc Mateu completarían el quinteto defensivo, con Salvador y Seoane por delante, Juan Carlos completando el trivote, Ferreiro en el extremo y Pitta en la punta del ataque.

Las alternativas de la plantilla profesional son el meta Sanromán, Joaquín -cuya presencia en el once solo se pone en duda por haber tenido únicamente dos entrenamientos con el grupo-, Buffarini, Escriche y Lombardo, además del meta Sanromán. Después aparecen los canteranos, con Manu Rico como primera opción en los dos últimos partidos ligueros, Carlos Kevin, Anglada, Barri, Barba y Tomeo.

Un Huesca que está a seis puntos del Cartagena y que en los cuatro desplazamientos con Xisco al frente del equipo no conoce la derrota (victoria en Miranda y empates en Ponferrada, Almería y Gijón) al que le sigue faltando efectividad y mordiente en ataque.

Ante la solidez mostrada por los oscenses en su condición de visitantes (porque como local es casi de escándalo haber cedido 22 puntos), el potencial de un Cartagena que en casa está tremendo tras sumar 22 de 30 puntos y que ha enlazado dos triunfos y dos empates. l

Etiquetas