SD Huesca

SD HUESCA

Tablas entre Huesca B y Numancia en un gran partido (2-2)

El filial ha ido dos veces por delante, ha aguantado el asedio rival y tras el empate soriano, los azulgranas han podido ganar en el último arreón

Jordi Cano ha abierto el marcador con un gran gol.
Jordi Cano ha abierto el marcador con un gran gol.
VERONICA LACASA

SD Huesca B: Valera, Val, Mora, Carlos Kevin (Aparicio, 70), Carrasco (Sandoval, 82), Pol Prats (Manu Molina, 48), Jordi Cano (Barba, 70), Tomeo, Euse, Manu Rico (Fuentes, 82) y Anglada.

Numancia: Isma Gil, Jaume Pol, Crespo, F. Román, Mateo (J. Barros, 88), D. Suárez, Carrillo, Lupu, Pablo Muñoz (Cervero, 66), Alcázar (Ballarín, 88) y Jordi Tur.

ÁRBITRO: Bruno Montoro (Catalán). Amonestó a Carrasco, Tomeo y Manu Rico por el Huesca B y a Jordi Tur por el Numancia.

GOLES: 1-0 Minuto 2: Jordi Cano. 1-1 Minuto 12: Román. 2-1 MInuto 23: Carlos Kevin. 2-2 Minuto 80: Lupu.

INCIDENCIAS: La mejor entrada de la temporada en Grañén, con más de un centenar de seguidores sorianos. En el descanso se rindió un homenaje a Lluis Sastre, acompañado por su mujer e hijos.

GRAÑÉN.- ¡Viva el fútbol! Huesca B y Numancia deleitaron con un gran partido y un esfuerzo descomunal. Durante muchos minutos el encuentro fue un ejercicio de resistencia del filial para defender la ventaja que había adquirido en el primer tiempo. Y cuando el asedio premió al conjunto soriano, los de Dani Aso estuvieron en un tris de ganar porque suyas fueron las últimas oportunidades.

El Huesca B entró al partido con un golazo. A los 2 minutos, y tras un balón rechazado a la frontal, Jordi Cano soltó un cañonazo que entró por toda la escuadra para poner por delante a su equipo. Pero no tardó el Numancia en empatar. Diez minutos después, y tras una falta escorada a la derecha de su ataque, Carrillo colgó el balón al área, Valera se quedó a media salida y Rincón, sumado al ataque, cabeceó a la red.

El Numancia ya mostraba empaque, fútbol de oficio, calidad, velocidad y ganas de llevar el mando. Pero se encontró con un Huesca B respondón, que avisó con un centro de Prats sin remate y con el 2-1 medido este periodo en una preciosa jugada iniciada por Manu Rico, con asistencia en profundidad al incisivo Prats y un centro al área desde la derecha para que Carlos Kevin lo cabeceara al fondo de la portería.

El gol aplanó por momentos al Numancia y fortaleció al Huesca, liderado en el trabajo defensivo por Euse y bien secundado por sus compañeros en las ayudas y en los achiques y por delante para cerrar líneas de pase y evitar problemas. Algunos hubo, lógico, por el talento de los futbolistas sorianos en acciones de Jaume Pol por el costado izquierdo. Pero por medio el filial, sin perderle la cara al partido, también pudo ampliar la cuenta en un balón rechazado por el portero que Manu Rico cazó en la frontal y ver cómo su tiro lo tocaba con la yema de los dedos el portero para despejar al larguero.

En la segunda parte el Numancia salió como el séptimo de caballería. Y a toque de corneta se lanzó en tromba sobre la portería azulgrana. El Huesca defendió como gato panza arriba, multiplicándose para salir indemne del asedio. Un esfuerzo titánico, un muro durante muchos minutos ante la insistencia de los sorianos que entre la defensa impenetrable y los despejes de Valero hacían inquebrantable el fortín.

Se cobró varias ocasiones el Numancia, que no perdió la fe, y a falta de diez minutos Lupu, de cabeza, rompió el cerco con el tanto del empate.

Jaleado por su numerosa hinchada, el Numancia buscó la victoria y Valera puso una mano salvadora. Esa fue la última jugada de peligro visitante porque los cambios refrescaron al Huesca. En los minutos finales, el filial tuvo dos claras ocasiones para ganar, un mano a mano de Aparicio con el portero con disparo final fuera y otra de Sandoval, tras centro de Barba, pero el remate de cabeza del azulgrana lo desbarató el portero con una felina intervención.

Se cerraba así un duelo eléctrico, emocionante, con momentos de gran fútbol, con dos equipos que acabaron vivitos y coleando. El Numancia, por todo, acreditó ser el mejor equipo de la categoría. También por sus seguidores, que están sufriendo por salir de su particular “infierno”. Y los de Dani Aso suman un punto y el impulso anímico que conlleva.

Lluis Sastre, acompañado por su mujer e hijos, ha sido homenajeado en el descanso por el Huesca.
Lluis Sastre, acompañado por su mujer e hijos, ha sido homenajeado en el descanso por el Huesca.
VERONICA LACASA

El técnico azulgrana, Dani Aso, afirmó estar “muy contento”. “Ha sido un gran partido para el espectador, de lo mejor que habrá en la categoría por las alternativas, por las idas y vueltas. Hemos visto el poderío del Numancia en todas sus líneas y en los cambios, un equipo hecho para ascender. Le hemos competido de tú a tú y eso indica que seguimos vivos siempre. Hemos aguantado hasta el empate y al final nos ha faltado un pelín de suerte en esas ocasiones últimas para ganar”, concluyó.

Etiquetas