SD Huesca

FÚTOL / SD HUESCA

Ovación a Ferreiro y bronca al colegiado

El Alcoraz jugó un papel clave, se fue caldeando el ambiente y la afición acabó aplaudiendo a los futbolistas del Huesca

El público mostró su indignación sobre Hernández Maeso en repetidas ocasiones.
El público mostró su indignación sobre Hernández Maeso en repetidas ocasiones.
Pablo Segura

El Alcoraz volvió a saborear la victoria del Huesca, en este caso ante el Burgos, en un encuentro que no será recordado como un gran espectáculo pero en el que la afición oscense se fue calentando, con aplausos, ovaciones y un claro dardo en la segunda mitad: Francisco José Hernández Maeso.

El colegiado belga, del comité extremeño, se llevó unas cuantas broncas por parte de la hinchada azulgrana durante el partido y una tremenda pitada, junto a sus compañeros del cuerpo arbitral, a la conclusión del mismo. Sin duda, el protagonista negativo de la noche.

Los titulares del Huesca volvieron a salir con sudaderas azules y amarillas como apoyo a Ucrania por la guerra.
Los titulares del Huesca volvieron a salir con sudaderas azules y amarillas como apoyo a Ucrania por la guerra.
Pablo Segura

También tremenda fue la ovación que se llevó David Ferreiro cuando saltó al terreno de juego. Su nombre ya había sonado en algunos cánticos en la primera parte y El Alcoraz se vino abajo. Pero en la segunda mitad hubo aplausos para todos los jugadores (que volvieron a salir antes del choque con sudaderas azules y amarillas en apoyo a Ucrania). De hecho, Pablo Martínez también recibió el reconocimiento de la grada cuando fue sustituido.

El que no se libró de ser señalado fue el director deportivo del Huesca, Rubén García, al sonar el “Rubén, vete ya” de otros días. Y se pudo ver en la grada de General una pancarta que decía “Dani Aso entrenador ya, sin reblar”.

Etiquetas