SD Huesca

FÚTBOL / SD HUESCA

Poveda: "Hay que ser ambiciosos y optimistas"

El delantero del Huesca señala que la victoria ante el Burgos era "necesaria" y que otra en Málaga les daría "fuerza y confianza"

Poveda, en el entrenamiento de este martes.
Poveda, en el entrenamiento de este martes.
Pablo Segura

Darío Poveda ha resaltado este martes que en el Huesca deben ser "ambiciosos y optimistas" de cara a lo que resta de temporada en Segunda División, diez jornadas en las que el delantero confía en mantener la fortaleza de las últimas semanas en El Alcoraz y sumar "de tres en tres" también fuera. El alicantino es consciente de que es complicado que el cuadro oscense alcance las posiciones de play off, pero ha recordado que "en el fútbol nunca se sabe qué puede pasar" y mira, para empezar, al choque de este domingo en Málaga.

"A mí me gusta ser optimista y ambicioso, sé que es muy difícil, pero quedan muchos partidos y, mientras los puntos den para llegar al play off, el equipo va a luchar por ello", ha afirmado el ariete azulgrana, quien ha agregado que, pese a que la distancia con el play off (10 puntos) y con el descenso (11) es casi igual, el equipo quiere "mirar para arriba".

"Hay que ser ambiciosos y optimistas", ha insistido. "Y, si nos hacemos fuertes en casa, conseguimos sacar los tres puntos en El Alcoraz y después, fuera, puntuar por lo menos, creo que nos puede dar para llegar perfectamente", ha argumentado.

Poveda ha manifestado que el último triunfo ante el Burgos ayudó a que los jugadores y el cuerpo técnico acabaran el encuentro "mentalmente reforzados", ya que "era una victoria necesaria", al igual que los tres días de descanso que han tenido. "Eran necesarios estos días que nos ha dado el míster, sobre todo para descansar la mente. Veníamos de unos partidos que no eran buenos y creo que con estos días y la victoria hemos salido reforzados para afrontar lo que resta de temporada".

El Huesca ha iniciado este martes los entrenamientos para preparar la visita al Málaga, un duelo en el que "ojalá" llegue la segunda victoria consecutiva, algo que no logra el Huesca desde las dos primeras jornadas. "Puede ser algo que nos dé bastante fuerza y confianza y, sobre todo, para creer que el equipo puede hacer grandes cosas, porque creo que podemos hacerlas. No se han enlazado aún dos victorias seguidas y vamos a ir a por ello". 

"Ellos tampoco están en buen momento y esto es fútbol, nunca se sabe. Igual que estás tres, cuatro o cinco partidos sin ganar, puedes tirarte diez ganando", ha señalado un Poveda que ha destacado que el equipo "tiene ganas de que llegue el domingo, jugar y venir aquí con los tres puntos".

El alicantino ha apuntado a la "ambición" del Huesca de cara al choque ante un rival que no pasa por un buen momento, lo cual no quiere decir ni mucho menos que el cuadro oscense vaya a ganar con facilidad. "Vienen de situaciones extradeportivas que son difíciles y eso pasa factura, pero nunca se sabe qué puede pasar en el fútbol".

Lo que tiene claro el delantero es que, si los azulgranas quieren apurar sus opciones de pelear por acabar entre los seis primeros, necesitan ser más regulares y constantes en estas diez jornadas finales. "Hay que ser constantes en el fútbol y el que mas lo es, es el que más arriba queda. Esa fortaleza que estamos mostrando en casa también hay que mostrarla fuera y sumar de tres en tres desde ya".

"Los delanteros vivimos de los goles"

Poveda marcó dos tantos en sus tres primeros partidos con el Huesca, pero después ha estado cinco sin ver portería. Ante esta situación, el alicantino, que está cedido por el Getafe hasta final de temporada, no se mostraba preocupado, ya que, ha asegurado, "son rachas". "Los delanteros vivimos de los goles. Es cierto que en los primeros partidos metí dos goles y que ahora llevo unos cuantos sin marcar, pero estoy seguro de que estos diez encuentros van a ser muy buenos".

Asimismo, el ariete ha subrayado que se siente con el respaldo de Xisco. "Venía de unos partidos en los que no estaba muy bien, en los que arrastraba algunas molestias, y el míster me ha demostrado que confía a mí y yo se lo quiero devolver".

Y también ha manifestado sentirse cómodo jugando, independientemente del esquema. "Es un poco independiente la formación, el sistema de juego. Al final, depende de nosotros, la posición en el campo es indiferente, cada uno tiene que saber su rol y qué hacer en el campo", ha concluido. 

Etiquetas