SD Huesca

SD HUESCA

Todo a punto para la fiesta del fútbol femenino aragonés

Las protagonistas del histórico derbi del sábado Huesca-Zaragoza hablan de ilusión, emoción y una regalo para enganchar a la afición

ayuntamiento de huesca foto pablo segura 19 - 3 - 22[[[DDA FOTOGRAFOS]]]
Las capitanas de la SD Huesca y Zaragoza, Laura Salinas y Sara Fernández junto a sus técnicos.
PABLO SEGURA

La fiesta del fútbol femenino aragonés está servida. El objetivo de llenar las 9.000 plazas del aforo de El Alcoraz se da por hecho y este miércoles fueron las capitanas de la SD Huesca y Zaragoza, Laura Salinas y Sara Fernández, así como la entrenadora azulgrana, Verónica Rodríguez, y el técnico zaragocista, José Manuel Perna, quienes pusieron el acento en la trascendencia que tiene este choque desde el punto de vista social y deportivo.

“Es algo muy emocionante. Las jugadoras están muy ilusionadas con el reto que tenemos este sábado, sobre todo de llenar El Alcoraz. A nivel de liga es un partido más, el penúltimo de la temporada, y como cada fin de semana lo afrontamos con las máximas ganas posibles”, afirmaba la entrenadora del Huesca.

Con el lema “El Alcoraz x la igualdad” esta jornada va más allá de un simple partido, comentaba Verónica Rodríguez, porque “el entorno es especial, tienes la posibilidad de jugar en El Alcoraz, que es nuestro estadio y va a estar lleno de gente. Para las jugadoras es algo muy emocionante y motivante porque van a tener a todos los suyos concentrados en el mismo campo” y también representa “un honor porque dos equipos aragoneses de Primera Nacional puedan ser protagonistas”.

La entrenadora rememoraba la experiencia que vivieron el año pasado en la despedida liguera, entonces todavía con restricciones de aforo. Ahora la asistencia se multiplica más que por diez veces a la de entonces. “Se ve de otra manera, ahora te vas sentir mucho más arropada. El año pasado la capacidad máxima fueron 700 personas y ahora tenemos el estadio lleno. Ojalá que todo el mundo que ha adquirido la localidad esté presente aquí. Para las jugadas salir al campo y verlo completamente lleno es todo un regalo”.

Buen momento también para destacar el crecimiento que ha experimentado el fútbol femenino en el Huesca en el último lustro. “Partimos de la nada, de cero, y tuvimos que construir algo que no había nada de fútbol femenino en el club. Afortunadamente hay un trabajo de gente que está ahí detrás, que sí habíamos trabajado en el fútbol femenino en otros lados, poco a poco y cinco años después nos hemos colocado con seis equipos, cubriendo todas las categorías femeninas y ha sido todo un éxito”.

Una gran cantera, sin duda, que apunta a grandes aspiraciones en el futuro tras haber afianzado al primer equipo en la Primera Nacional. “El objetivo es ir dando pasos. En la cantera ya tenemos cubiertas todas las categorías, tiene que seguir creciendo y esa es la que queremos que en un futuro abastezca a este primer equipo. Seguir creciendo cada día más”.

Verónica Rodríguez proclamaba también su exigencia. “Cada partido lo afronto como una final. Cuando íbamos a jugar con el Balears en casa les dije a las chicas que nos olvidáramos del partido de El Alcoraz, que ya habría tiempo de pensar en él. Mi objetivo es cada semana competir y pensar en el siguiente partido. Y esta semana es el de gala”.

También tenía palabras para los aficionados. “Lo primero, gracias por darse la oportunidad de poder venir y vivir esta experiencia y lo segundo que disfruten. Porque si se acercan y ven lo que es el fútbol femenino, disfrutarán y seguro que conseguirán engancharse”.

Además, espera que “ojalá esto no sea noticia y sea la normalidad. Que no sea necesario hacer una especie de evento. Que es fútbol igual, con otras características, y que debe contribuir a aunar a la gente”.

Laura Salinas y la fiesta del fútbol

La capitana del Huesca, Laura Salinas, ve esta jornada como “una fiesta del fútbol aragonés”. Con trascendencia social y depotiva y que también reconoce la labor realizada en el fútbol femenino oscense desde antes de entrar en él el Huesca. “Estamos concienciadas de que tenemos que sacar los tres puntos porque es parte del espectáculo también. Pero sobre todo sabemos que no es solo trabajo nuestro, que es de todo el fútbol aragonés y del que se ha hecho durante muchos años en Huesca y es un reconocimiento a todas esas personas que han estado vinculadas al fútbol femenino y también un regalo para nosotras las jugadoras”.

Recordaba la jugadora azulgrana que el año pasado, con 700 aficionados, “ya era algo super especial y estábamos alucinadas de ver a tanta gente”, y que ahora, cuando se esperan 9.000, “aún no somos conscientes de que este estadio se vaya a llenar para vernos a nosotras, que somos personas super normales, que de normal vienen a vernos nuestros padres y nuestros amigos y poco más. Seremos más conscientes una vez haya pasado que ahora mismo”.

Salinas también hablaba de la evolución del fútbol femenino en Huesca y en el Huesca. “Desde hace muchísimos años Huesca ya ha trabajado para esto, no solo el Huesca, que solo tiene cuatro años, y a partir de que el Huesca ha ido consiguiendo estas pequeñas cosas la cantera ha aumentado. Ya somos seis equipos en el club, estamos muy contentas de la evolución y esperemos que dentro de unos años me hagas otra entrevista y te diga que hay doce en vez de seis”.

Sin duda, acontecimientos como el que se van a vivir este sábado pueden suponer un antes y un después. “Sí, porque viene mucha gente que no conoce el fúbol femenino y se puede ir enganchando, que es lo que intentamos hacer partido a partido. Y también porque podemos demostrar que el fútbol femenino interesa, que viene gente a verlo y que si lo movemos un poquito se puede conseguir”.

En estas dos últimas campañas el equpo se ha afianzado en la categoría. “Vamos poquito a poco, el equipo se forma al principio con jugadoras de un sitio o de otro, este año y el pasado se ha afianzado con las mismas jugadoras, vienen poco a poco refuerzos, que es la mejor forma de hacerlo, y el objetivo dentro de unos años es ascender y estar lo más arriba posible”.

Y quién sabe si en algún momento no muy lejano los grandes clubes, Barcelona o Madrid, pueden visitar al Huesca en competición. “Por qué no”, responde Laura.

En el Zaragoza expresaban también un sentimiento de satisfacción por jugar en El Alcoraz. “Acostumbradas a jugar en campos pequeños, esto es una recompensa. Nos hace una gran ilusión porque es un gran premio y no todos pueden decirlo”, señalaban José Manuel Perna y Sara Fernández, entrenador y capitana.

Eso sí, avisaban: “Venimos con la idea de ganar. Es una fiesta y venimos a aguar la fiesta”. Todo, dentro de un buen ambiente: “Todas las jugadoras son compañeras y amigas. Rivalidad hay porque tiene que haberla, pero es sana. Lo que se busca es el beneficio del fútbol”.

Etiquetas