SD Huesca

SD HUESCA

Mosquera, "centenario" con compromiso en el Huesca

El gallego, sin noticias todavía sobre su futuro, cumplirá 100 partidos de azulgrana en Valladolid y se muestra contento y feliz de sus tres años

Mosqueras, en el centro, en el entrenamiento de este miércoles en el Pirámide.
Mosqueras, en el centro, en el entrenamiento de este miércoles en el Pirámide.
PABLO SEGURA

HUESCA.- Pedro Mosquera se puede convertir en “centenario” como jugador de la SD Huesca si el próximo domingo se le brinda la oportunidad de vivir el encuentro con el Valladolid en la clausura de la competición.

Una cifra mágica e ilusionante para cualquier futbolista y que el centrocampista gallego también valoraba por su importancia, “son números, pero cuando uno llega a un sitio intenta ser lo más importante posible. Y jugar cien partidos en tres temporadas creo que son buenos números y habla un poco del compromiso y de intentar estar siempre bien para llegar al equipo”, declaraba este miércoles en la vuelta del Huesca a los entrenamientos.

Tres años como azulgrana que han sido “muy diferentes”, decía Mosquera, “uno en Segunda en el que conseguimos quedar campeones, otro en Primera en el que llegamos con opciones a salvarnos a la última jornada y en la que tuve una lesión bastante larga en la que estuve prácticamente tres meses sin poder jugar y que también fue una experiencia negativa, y este año más tranquilo y si juego los cien partidos acabaré muy contento a nivel personal”.

Y entre esos cien partidos, Mosquera remarcaba el primer año por el ascenso a la máxima categoría y la victoria lograda en La Romareda contra el Zaragoza en plena pandemia y también en la recta final de la temporada, “fue el punto de inflexión que nos hacía falta con ese gol de Javi Galán y a partir de ahí el equipo fue para arriba y conseguimos encadenar una buena racha. Y luego, el momento que logramos el ascenso, que era lo más importante y el objetivo que tenía el club”.

El gallego considera que en el Huesca se han cumplido todas sus expectativas en este periodo, “con todo lo que me dijeron de la ciudad, del club y futbolísticamente estoy muy satisfecho”.

Finaliza contrato el próximo 30 de junio y su futuro es una incógnita, aunque su deseo es poder continuar si bien no tiene noticias del club azulgrana. “Siempre he dicho que estoy encantado en Huesca, todavía no sé nada de mi futuro, pero es verdad que estoy aquí muy contento”.

Una experiencia que en conjunto ha sido “de mucho crecimiento a pesar de mis 34 años y creo que todavía sigo creciendo. Estoy muy contento porque me encuentro muy bien”.

En este sentido, Mosquera mostraba su gratitud por la confianza del entrenador, “le estoy muy agradecido y también conseguimos enganchar una serie de resultados positivos que nos acercaron un poco más al playoff pero al final no pudo ser y no terminamos de dar ese paso que nos hacía falta”.

El pasado sábado ante la Real B fue sustituído a falta de media hora. Fue ovacionado por los aficionados pero no le quedó la sensación de despedida. “Faltaba media hora, era un partido que íbamos ganando, el míster hizo cambios y la gente que entró tiene todo el derecho del mundo a jugar los minutos que sean. Estoy muy contento porque El Alcoraz siempre me demuestra su cariño y pensando ya en el siguiente partido”.

Un encuentro que el vestuario oscense considera muy importante “porque ellos se juegan, no todo porque si no ganan tendrían otra oportunidad en el playoff, pero sí es verdad que habrá un ambiente increíble allí porque puede ser un día de celebración. Nosotros esperamos que no lo sea porque queremos ganar y quedar lo más arriba posible en la clasificación”.

Un choque que, como el que vivirán el Almería en Leganés o el Eibar en Alcorcón, concentrará todas las miradas de la jornada y el Huesca no quiere ser un convidado de piedra. “A los equipos que nos toca jugar esos partidos para el futbolista también es bonito. A mí personalmente me motiva jugar este tipo de encuentros y nosotros tenemos que tomarlo con la seriedad que demanda la competición porque es el futuro de mucha gente, ya no solo del club sino de ciudades enteras que viven del fútbol, restaurantes, periodistas… No es lo mismo que estén en Primera o en Segunda y lo que hagamos en el campo puede influir mucho. Tenemos que hacerlo lo mejor posible, como tratamos de hacerlo siempre”.

Y el lamento, cómo no, de que el Huesca sea protagonista directo de una de esas plazas de ascenso. “Es una pena, desde hace varias jornadas no hemos conseguido el objetivo que a priori nos habíamos marcado y la cabeza tiene que estar en quedar lo más arriba posible”.

Etiquetas