SD Huesca

FÚTBOL/ SEGUNDA DIVISIÓN

En marcha las obras para el proyecto de la Base Aragonesa del Fútbol 

Se espera que en octubre estén los dos nuevos campos, el edificio de servicios y la primera fase de la residencia

Se están derribando las gradas del campo de las pistas de atletismo para el edificio de servicios.
Se están derribando las gradas del campo de las pistas de atletismo para el edificio de servicios.
Pablo Segura

Las máquinas ya se han puesto “manos a la obra” en el IES Pirámide con la ejecución del ambicioso e ilusionante proyecto de la Base Aragonesa del Fútbol que promueve la SD Huesca para disponer de su Ciudad Deportiva.

A las obras ya iniciadas de la primera fase de la residencia de deportistas se han sumado las que corresponden a los dos campos de fútbol que acompañarán a los dos ya existentes y en los que entrena el primer equipo azulgrana.

Esta semana se está procediendo a la demolición de las gradas que había sobre el campo en el que estaba la pista de atletismo de tierra. En ese lateral se levantará el edificio de servicios, que dará cabida a vestuarios para los dos campos ya en uso, uno para el equipo local y otro para el visitante y también para árbitros. El campo principal contará con un vestuario más amplio y estará dotado con sala de prensa, sala de técnicos, sala médica y almacén para utilleros.

La instalación contará con cuatro campos de fútbol. A los dos existentes se sumará otro de césped natural con una grada -junto al edificio de servicios-, que está previsto pueda ser utilizado a finales de octubre, y otro de césped artificial, en paralelo a los dos que están en uso y que se espera pueda utilizarse cuando se inicie el curso lectivo.

En cuanto a la residencia de deportistas, ya está realizándose la primera fase, que afecta a la mitad del edificio, en el que habrá tres plantas. Son 140 las plazas en total, de las cuales 60 corresponden a los centros educativos integrados en el IES Pirámide y las 80 restantes son para la Base Aragonesa del Fútbol, que ocuparán la segunda y tercera planta de la residencia con habitaciones dobles y cuádruples. En la primera fase, 60 plazas serán para los centros educativos y 30 para el Huesca.

A lo largo del verano se ejecutarán otras obras, tales como la acometida de media tensión y el abastecimiento de agua, que también dará solución a los problemas del propio centro educativo. Estas dos obras son las que subvenciona el Ayuntamiento de Huesca, que en su momento aprobó una dotación de 350.000 euros.

La DPH costea la “parte del león” del proyecto (residencia, campos de fútbol y edificio de servicios) con una aportación de 3,5 millones de euros. No obstante, el presupuesto final supera los cinco millones de euros y es la SD Huesca la que corre a cargo con la diferencia final de la financiación.

No terminan aquí las obras puesto que la Fundación Alcoraz, que es quien lleva a cargo la gestión de este proyecto, también procederá a la restitución al centro educativo de una pista de atletismo de 200 metros -detrás del Pabellón Polideportivo que hay en el Pirámide-, la reforma de la pista polideportiva y una pista de pádel.

“Va a ser un verano de locura. De aquí a octubre, si no está todo al cien por cien, sí que se habrá ejecutado un porcentaje muy alto de la obra”, señalaba el director general de la Fundación Alcoraz, Javier Cruz.

Etiquetas