SD Huesca

FÚTBOL / SEGUNDA DIVISIÓN

Calma chicha antes del comienzo

A tres días del inicio de la pretemporada el club trabaja pero no concreta movimientos

Josete, Gracia, de espaldas, Barrantes y Larraz, durante la entrevista del jueves.
Josete, Gracia, de espaldas, Barrantes y Larraz, durante la entrevista del jueves.
S.E.

Empieza el mes de julio y el último fin de semana antes de que arranque la pretemporada azulgrana y de momento el mercado de fichajes sigue congelado para el Huesca.

El jueves, día en que terminó oficialmente el curso deportivo, terminaban los contratos de muchos futbolistas, y se hablaba mucho de clubes, sobre todo de Primera, que debían hacer ventas de jugadores de manera urgente para cuadrar las cuentas de este ejercicio y no terminar con pérdidas, lo que lastraría su capacidad salarial para la próxima. Al final fue más el ruido que las nueces y el mercado sigue dando muy pocos pasos y muy lentos.

Pero al menos en lo que al Huesca se refiere no hubo novedades y de momento solo se ha producido la llegada del extremo Patrick Soko. En las salidas, la de Buffarini y la de dos jugadores que terminaban contrato, Mikel Rico, que ya tiene destino, el Cartagena, y Seoane, que ha sonado ya para varios equipos de Primera.

Josete, Larraz y Gracia, en Cope

El programa deportivo radiofónico Deportes Cope Huesca cerró el jueves su temporada con un último programa en el que contó con la presencia del director general de la SD Huesca, Josete Ortas, y de los consejeros Alberto Larraz y Sergio Gracia.

Los tres hablaron con el responsable del programa, Pablo Barrantes, sobre la situación económica y deportiva del club, y en primer lugar Ortas lanzó un mensaje de tranquilidad, en el que reconoció que el recorte presupuestario va a ser importante esta temporada, pero que se va a hacer un equipo competitivo. “Los ingresos por televisión descienden, y no tenemos la ayuda por el descenso, y la realidad es que vamos a tener diez millones de euros menos de ingresos. Y eso lleva a hacer ajustes, pero se va a hacer un equipo competitivo y hay una buena base de jugadores”.

Acerca de esa lista de jugadores con fichas altas a los que se habría enseñado la puerta de salida, el director general hablaba de encontrar la mejor solución para todos y citaba el caso concreto de Mosquera. “Mosquera tenía una clausula en su contrato con la que renovaba si jugaba una serie de partidos y minutos. Se lo ha merecido. Pero también nos tenemos que adecuar a una nueva situación, a unos gastos, y entre todos tenemos que encontrar las mejores soluciones. Pero es que además ahora mismo tenemos una plantilla larga y hay que hacer sitio, no solo por motivos económicos”.

Ortas también señaló que el club tiene un balance equilibrado, ya que justo el jueves se cerraba el curso para todos los clubes profesionales. Sobre la temporada ya terminada, los consejeros reconocían que se habían hecho cosas mal, y sobre el cese del director deportivo, Rubén García, explicaban que “vimos que había que hacer un cambio y cuando se decidió fue en el momento idóneo”.

También añadieron que el club tiene unos cuarenta empleados en el área no deportiva y que el gasto en esa partida se va a ver reducido en una cuantía importante. Sobre Oikos, y la ampliación del tiempo de instrucción, mostraron su respeto máximo al juez, y tanto Larraz como Gracia dejaron claro que el futuro del club pasa por “tener estabilidad en el fútbol profesional”, y por la Base Aragonesa.

Etiquetas