SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

Pulido: "Hemos aprendido del año pasado y ahora tenemos que ir todos de la mano"

Jorge Pulido ha hablado este miércoles tras el primer entrenamiento de pretemporada del Huesca

Pulido ha hecho trabajo al margen junto a Jordi Carracedo
Pulido ha hecho trabajo al margen junto a Jordi Carracedo
Pablo Segura

El capitán del Huesca, Jorge Pulido, ha sido el encargado este miércoles de abrir también la pretemporada del Huesca. El defensa, todavía tocado en la rodilla, pero casi a punto, no se ha escondido y ha hecho autocrítica de la pasada temporada, al mismo tiempo que ha lanzado un mensaje de ilusión con respecto a la temporada que ahora comienza.

Sobre su estado físico, ha explicado que “me tuve que operar de una plica sinovial y he estado trabajando todo el verano con Jordi y Carlos para volver en las mejores condiciones posibles. Ya estoy prácticamente para entrar con el grupo. Con ilusión una temporada más, con ganas, a ver si hacemos un buen equipo y podemos hacer un gran año”.

Se le ha cuestionado sobre la marcha de jugadores, y sobre todo las de Rico y Ferreiro, unas marchas diferentes por lo que ambos han representado en el club. “Son dos jugadores que han dado todo por esta camiseta, por esta provincia. Agradecidos por todo lo que han hecho dentro y fuera del campo. Han sido importantes para el club y para transmitir los valores que nos han inculcado en el Huesca. Es para darles la gracias sobre todo a ellos dos, que han sido los capitanes de este barco. Evidentemente cuando las cosas no van bien, como el año pasado, hay cambios. Llevo seis años aquí y soy el único del primer ascenso. El fútbol cambia constantemente y tenemos que adaptarnos y caminar hacia el futuro con ilusión y optimismo".

Acerca del nuevo técnico, de momento a la espera. “Cuco se está reuniendo con todos los jugadores para conocernos, y en Benasque supongo que tendremos reuniones todos los días para que nos transmita su idea de juego, lo que quiere de nosotros”.

Menos presupuesto, bajas obligadas en la plantilla, y una ambiente que podría llevar al desánimo pero ante el que el capitán se revela. “Creo que el año que llegué teníamos una plantilla que no nos conocía nadie por así decirlo e hicimos un gran año. Estoy ilusionado. El club, siempre que hemos tenido un mal año ha sabido hacer las cosas bien y nos hemos levantado. Tengo ilusión de que el club lo hará bien y los jugadores que seguimos diremos “aquí estamos”. Nuevo año y pilas cargadas, y yo con una ilusión terrible. Otra cosa es que no se puede hablar de ascenso, y el año pasado nos equivocamos. Hemos aprendido, que la Segunda no es fácil, aunque tengas un gran presupuesto, y tenemos que ir todos de la mano, club, afición y jugadores. Eso fue algo que quizá eché de menos el año pasado, porque nosotros tampoco transmitíamos demasiado en el campo. El Alcoraz debe volver a ser un fortín e ir todos de la mano”.

La plantilla de momento está a medio hacer, pero el central no ha querido que sirva de excusa. “Ojalá estuviésemos todos, pero no me quejo. Se han terminado las excusas. El año pasado parecía todo malo, y los que estamos vamos a entrenar lo mejor posible, que el mister nos transmita su idea y ya está. Cuando lleguen los fichajes, que lleguen. Debemos cambiar la actitud del primero al último y dejarnos de excusas. Hay que subir los que subamos, hacerlo lo mejor posible y ayudar al mister. Coger la idea cuanto antes”.

Y de inicio habrá hasta seis canteranos, una buena noticia sin duda. “Si fuera ellos, lo vería como una situación ideal. Venimos del año pasado, irregular, y es el momento de que la gente joven dé un paso adelante. Tenemos chavales que ya el año pasado entrenaron con nosotros y deben dar un paso adelante, para eso está la pretemporada, para que se ganen la confianza del mister. Y esa idea del club de cuidar la cantera que se vea transmitida este año en jugadores que nos puedan dar muchas alegrías”.

Y por último, sobre Vilarrasa y Soko, de momento buenas vibraciones. “No los conozco mucho. Parecen gente normal, que es lo que se necesita. Tener gente normal, humana, y a partir de ahí las cosas saldrán bien. En todo caso la primera impresión de los dos es buena”.

Etiquetas