SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

Joaquín, con la "ilusión del primer día"

El extremo andaluz espera ser un jugador regular y que entre todos consigan hacer un buen año

Josquín, en una sesión de entrenamiento en el stage ribagorzano
Josquín, en una sesión de entrenamiento en el stage ribagorzano
SD Huesca

Tras un sábado algo más suave en el trabajo de Benasque, este domingo ha vuelto la doble sesión de entrenamiento en la concentración azulgrana, y el encargado de hablar sobre el momento que vive el equipo ha sido el extremo andaluz Joaquín. Sobre este comienzo del curso, se ha mostrado con ganas. “Estoy con la misma ilusión que el primer día. Estamos otra vez en Benasque, es una nueva temporada, hay ilusión y retos”.

También ha dejado claro sus objetivos, tanto a nivel individual como de grupo. “Personal es mejorar las marcas del año pasado, y grupal ya sabemos cual es. Tenemos que remar y tirar para adelante todos juntos. Yo creo que he mejorado para bien, cada año aprendes cosas, jugando aprendes mucho. Se nota la mejoría”.

También, puestos a pedir, ha dicho que espera tener más regularidad. “Nos falta siempre, a futbolísticas de nuestras características, el que tenemos puntos muy altos y muy bajos, y si consigues llegar a ese equilibrio es importante. Tener equilibrio es fundamental, porque no se pueden dar tres partidos muy buenos y luego desaparecer. Tengo que buscar ese equilibrio en todos, y se consigue trabajando y mejorando. De hecho la temporada pasada tuve un momento bueno, pero luego llegó una lesión y me trastocó. En todo caso, fuera excusas, hay que hacer todo lo posible para estar bien físicamente y para no lesionarse”.

Acerca de las primeras consignas del técnico, un mensaje claro. “Que estemos bien en ataque y en defensa, al final es trabajo de todos y los primeros que tenemos que defender somos los de arriba”.

También ha hablado sobre la marcha de jugadores importantes los últimos años, y de la actitud que deben tomar ahora sobre todo los jugadores que, como él, llevan ya unos años en el club. “Me pilló de sorpresa, pero son etapas, ciclos, y hay que afrontarlos. Durante estos años he entendido que todos somos importantes. Yo desde que llegué me hicieron sentir así los compañeros que por desgracia ahora no están. Son cosas del fútbol, y tenemos que dar un paso adelante los que llevamos más tiempo”.

En su caso ha explicado que no tuvo dudas en seguir en el club azulgrana. “Me quedo porque confío en el proyecto y porque al fin y al cabo el Huesca me dio todo cuando no era nada. Tengo mucha ilusión por seguir creciendo aquí y hacer algo bonito como un ascenso”.

Y ha reiterado un mensaje de unión que en estos primeros días de pretemporada ha sonado desde la plantilla. “Siempre, cada vez que empezamos, lo vamos a dejar todo por el equipo, y se den bien o mal las cosas, vamos a remar todos para adelante, y con la afición será más fácil”.

Sobre las malas sensaciones que ha dejado la temporada pasada, que sirva de enseñanza. “Venimos de unos años arriba, abajo, arriba, abajo, y al final fue un golpe de realidad, esto es la Segunda y si un año no estás bien te puede pasar eso o un susto más grande, que ya les ha pasado a equipos de peso en la categoría. Tenemos que estar avispados”.

Por último, sobre el estado de la plantilla, a la que le faltan piezas, ha terminado diciendo que “la competencia es buena, nos hace estar a todos alerta y dar nuestra mejor versión”.

Etiquetas