SD Huesca

TEMPORADA 2022/2023

La ‘operación salida’ sigue en marcha en el Huesca

El club necesita desprenderse de jugadores para hacer incorporaciones. Álvaro, Andrés, Sandro y Juan Carlos,
principales candidatos a dejar el equipo

Sandro parece que no volverá a vestir la camiseta del Huesca, tras su experiencia de hace dos campañas.
Sandro parece que no volverá a vestir la camiseta del Huesca, tras su experiencia de hace dos campañas.
Pablo Segura

El mercado veraniego de la SD Huesca promete estar entretenido hasta el último día. El club debe acometer todavía varios fichajes para terminar de apuntalar una plantilla que, por el momento, está echando mano de numerosos jóvenes del filial.

Pero no solo habrá movimientos de entrada, también los habrá de salida y parece que no pocos. Varios jugadores de la actual plantilla tienen serias papeletas para abandonar el club antes del próximo 1 de septiembre.

En la portería, una de las posiciones más completas, no solo por cantidad, sino por calidad, tan solo es segura la continuidad de San Román. El portero benidormense, que llegó hace dos veranos procedente del Atlético de Madrid, tan solo disputó dos partidos de Copa del Rey la pasada temporada, pero el club ya le ha transmitido su intención de que sea ser el guardameta titular para la próxima temporada. tanto Álvaro Fernández, como Andrés, cuentan con opciones de abandonar el club este verano. El que lo hará seguro es Álvaro. El que fuese guardameta titular del Huesca en la temporada del segundo ascenso a Primera División abandonará la disciplina azulgrana con casi total seguridad. Son varios los equipos que se han interesado en el habilidoso arquero que la temporada pasada salió cedido al Brentford inglés, pero el club no le dejará salir si no llega una oferta suculenta. El Español parece el equipo más interesado en él.

Por otra parte, Andrés Fernández tampoco tiene garantizada su continuidad. El guardameta murciano, que fue titular indiscutible la pasada temporada, podría salir también en verano. Los planes del club son distintos que con Álvaro, quieren que se quede y que dispute el puesto con San Román, pero si llega una buena oferta, el club la estudiará.

En la defensa no se contempla ninguna salida. Es la posición en la que urgen fichajes y el club no está dispuesto a dejar salir a los pocos hombres que tiene. Andrei Ratiu, que a principio de verano tuvo algún tentador, finalmente se quedará en el Huesca, y la continuidad de Pulido, Florian Miguel y Gerard Valentín están aseguradas.

En el centro del campo si que podría haber movimientos. El que suena con más fuerza es Juan Carlos Real. El mediapunta, que las dos últimas temporadas ha pasado prácticamente inadvertido, podría salir del club. Su alta ficha sumado a que tan solo le queda un año de contrato, han obligado a la dirección deportiva del club a valorar distintas opciones relativas a su futuro. Encima de la mesa hay varias opciones. un traspaso, una renovación a la baja, e incluso una cesión con opción de compra futura.

Por último, en la delantera encontramos el que promete ser el mayor quebradero de cabeza del club: Sandro Ramírez. El canario lleva varias semanas sin ejercitarse con el resto de sus compañeros, pero ni está ni se le espera. Martín González ya afirmó que le encantaría que fuese la referencia ofensiva del club, pero el canario parece haber tomado la decisión de no continuar. Por el momento, la postura del club es firme y no malvenderá a uno de sus mayores activos. Para que salga, deberá presentar al club una oferta de 1 millón de euros por cesión o de 4 millones en caso de fichaje. El Lecce italiano parece la opción más interesante, aunque tampoco se descarta una oferta de la Unión Deportiva Las Palmas. Veremos quién puede más en ese tira y afloja.

La delicada situación económica del club obliga a hacer frente primero a las salidas de sus hombres importantes para poder acometer fichajes de nivel.

Sea como sea, el mes de agosto promete ser apasionante en las oficinas del Alcoraz, que un verano más tendrán un cierre de mercado muy agitado y posiblemente tardío.

Trece bajas hasta ahora

En el pasado mes de julio, la SD Huesca confirmó hasta 13 bajas. Darío Poveda, Ignasi Miquel, Pablo Martínez y Lago Junior regresaron a sus clubes de origen tras estar un año a préstamo en el club altoaragonés. Tan solo Ignasi Miquel, que llegó con las primeras jornadas de liga ya disputadas, convenció al club de cara a plantearse un segundo año de cesión, pero su buena temporada en la que a pesar de ser central logró anotar 4 goles en 33 partidos de liga, hizo que el Getafe ni se lo plantease.

También salieron por la puerta de atrás Adolfo Gaich, Buffarini y Nwakali, este último con lío institucional de por medio.

Valera, que jugó toda la temporada en el filial, hizo las maletas al Calahorra, y Mosquera, Ferreiro e Insúa, que en las últimas temporadas habían gozado de minutos y galones en el once azulgrana, terminaron abandonando el club debido a sus altas fichas. Pero quizás la baja más delicada fue la de Jaime Seoane. El centrocampista madrileño fue de lo reseñable de la temporada pasada. Sus 14 goles y su gran nivel futbolístico, le llevaron a fichar por el Getafe de Primera División a coste cero.

Etiquetas