SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

Una defensa bajo mínimos

La expulsión de Pulido en Albacete condicionará el once ante el Ibiza de este domingo

Pulido despeja un balón de cabeza en el último partido en Albacete.
Pulido despeja un balón de cabeza en el último partido en Albacete.
LOF

A pesar de conseguir dejar a cero la portería ante el Levante en la primera jornada liguera, la defensa azulgrana ha dejado mucho que desear en los dos últimos enfrentamientos contra Cartagena y Albacete.

En el Alcoraz, dos penaltis inocentes y un error de marcaje costaron la derrota ante el Cartagena, y en el Carlos Belmonte, Juanma se anticipó a hasta cuatro defensores del Huesca en un rechace para hacer el primero, mientras que Lander Olaetxea remató libre de marca un centro lateral en el minuto 95 para sellar la victoria albinegra.

Pero de cara a este domingo contra el Ibiza, a la SD Huesca le crecen los enanos en defensa. Jorge Pulido, al que Martín González definió como “el único central titular de la plantilla”, vio la roja directa en Albacete por propinar un mordisco a Boyomo en una acción tan absurda como innecesaria, que podría acarrearle hasta dos partidos de sanción.

Con el capitán fuera del equipo, lo más lógico sería la entrada de Jeremy Blasco en el once, pero el central francés, que jugó con asiduidad en pretemporada, y que llegó incluso a anotar un gol, todavía no ha disfrutado de ni un solo minuto.

Llama la atención que un futbolista que la temporada pasada disputó 42 partidos en Segunda con el filial de la Real Sociedad, parta por detrás de canteranos como Anglada y Euse Monzó, que la temporada pasada jugaron en Segunda Federación y que, ante la falta de efectivos atrás, se han visto obligados a saltar a primera línea de batalla sin un fogeo previo.

Ante el Levante, con Pulido y Anglada de titulares, Ziganda dio entrada a Euse en el añadido, pero contra el Albacete, con más de media hora por disputarse y sin Pulido ni Anglada ya sobre el césped, el técnico navarro volvió a apostar por el canterano antes que por el ex txuri-urdin. Incluso Timor, amonestado desde el minuto 42, terminó jugando de central este viernes.

Con estos precedentes, todo hace indicar que este contra el Ibiza, Ziganda volverá a apostar por Timor como central con Anglada como acompañante. La opción de juntar en el centro de la zaga al de Almudévar y a Euse se antoja cuanto menos remota, aunque Ziganda ya ha demostrado que no mira el carnét y podría dar la sorpresa una jornada más.

En todo caso, el mercado se cierra este jueves 1 de septiembre a las 23:59 horas, y para entonces, el Huesca deberá haber cerrado la incorporación de, como mínimo, un central.

Rubén Pulido, el objetivo

Todo parece indicar que el elegido es Rubén Pulido, defensa del Fuenlabrada, que ha disputado las dos últimas temporadas con el conjunto madrileño en Segunda. En la primera, la 2020-21, Pulido disputó 32 partidos y logró un muy meritorio 11º puesto, y en la pasada, en la que disputó 37 partidos, no corrieron tanta suerte y descendieron a Primera Rfef.

De esta forma afronta el Huesca su cuarto compromiso de la temporada ante un Ibiza que cuenta con Sergio Castel, Cristian Herrera, Miguel Ángel Guerrero y el ex azulgrana Darío Poveda como principales amenazas ofensivas y al que la SD Huesca no consiguió derrotar en ninguno de los dos enfrentamientos de la pasada temporada. 

Etiquetas