SD Huesca

FÚTBOL

Abierta una causa por fraude y se archivan cargos a Galindo

El juez instructor de la Oikos investiga la relación del club azulgrana con la empresa Pryobra 2010 SL, que ejecutó reformas en El Alcoraz

Obras en el estadio de El Alcoraz
Obras en el estadio de El Alcoraz
PABLO SEGURA

La Operación Oikos vivió un nuevo episodio en el que el juez instructor del caso, Ángel de Pedro, acordó la apertura de una causa separada del sumario principal para investigar un presunto delito de fraude fiscal contra la Sociedad Deportiva Huesca vinculado a su relación con la empresa que ejecutó obras de remodelación y ampliación en el estadio del Alcoraz, Pryobra 2010 SL. Asimismo, De Pedro acordó sobreseer la instrucción en relación al exdirector médico del Huesca, Juan Carlos Galindo, así como a 24 jugadores del Reus, investigados por el supuesto cobro de primas ilegales por parte de los azulgranas.

En el auto, De Pedro informa del “descubrimiento casual” durante la instrucción de unas facturas emitidas por Pryobra y otra empresa con la misma identificación fiscal, Mascún Obra Civil, entre 2017 y 2021, que el equipo oscense no reflejó en sus declaraciones a la Agencia Tributaria. El magistrado señala que estas presuntas irregularidades quedan reflejadas en un oficio remitido por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de Policía Nacional que “sugiere o siembra dudas” respecto a la licitud de las declaraciones fiscales del equipo oscense.

En concreto, el instructor se refiere a una factura emitida por Pryobras a la Sociedad Deportiva Huesca por 1,4 millones de euros, que el equipó oscense no declaró ante la autoridad fiscal. “Es evidente que la información que aporta el oficio policial tiene, cuanto menos, una relevante trascendencia tributaria y contable”, señala el juez, para quien el montante de la referida factura podría derivar en presuntos delitos de falsedad en documento mercantil en concurso o absorbido por uno societario, o contra la hacienda pública.

Por esta razón, el juez acuerda abrir una pieza separada ante la posibilidad de que estos hechos pudieran tener una relevancia penal y ordena enviar un oficio al jefe de la Agencia Tributaria en Huesca para informar de estos hechos y al objeto de que designe un funcionario para que informe al juzgado sobre la posible trascendencia penal de estos hechos.

El instructor mantiene como investigado en la pieza central del caso al propietario de ambas empresas de construcción al valorar que podría haber emitido facturas falsas referidas a la reforma del estadio del Alcoraz para obtener fondos que se habrían destinado al pago de primas a terceros, y “originando gastos ficticios a la sociedad”.

En el auto en el que decide mantener como investigado a este empresario, el juez sospecha que podría haber actuado en connivencia con el expresidente del club y con el director financiero del mismo.

Archivados los cargos contra Juan Carlos Galindo

Por otro lado, el juez ha acordado sobreseer la instrucción en relación al exdirector médico del Club Deportivo Huesca Juan Carlos Galindo, así como a 24 jugadores de la plantilla del Reus en 2017, investigados por el supuesto cobro de primas ilegales por parte del equipo oscense para que vencieran al Valladolid y poder acceder así a Primera División.

Admite el instructor la existencia de “acontecimientos relevantes” que apuntan al pago de las primas a la plantilla del Reus, pero insiste en la falta de indicios incriminatorios. Unos indicios que apuntan todavía, a su juicio, al expresidente del club Agustín Lasaosa y al jugador Íñigo López como presuntos cabecillas de la trama.

Sin embargo, asegura que aunque existen evidencias de que estaba al tanto de las presuntas irregularidades denunciadas, Galindo desempeñaba en el club “funciones ajenas a los ámbitos de decisión de la entidad”, sin apreciar, además, movimientos en sus cuentas que pudieran apuntar al pago o cobro de primas. 

Etiquetas