SD Huesca

FÚTBOL/SEGUNDA DIVISIÓN

Ziganda: "Podemos ser fortísimos en el Alcoraz"

Subraya la importancia de las dos victorias seguidas y anima a seguir creciendo

Ziganda se dirige a los jugadores en la pausa de hidratación.
Ziganda se dirige a los jugadores en la pausa de hidratación.
VERÓNICA LACASA

El técnico del Huesca, Cuco Ziganda, ha subrayado tras la victoria contra el Málaga que sirve para "decir que podemos ser fuertes, ganar a cualquier y ser fortísimos en el Alcoraz. Tenemos que mejorar, pero es una buena base la de estos dos partidos. Dos victorias, dos puertas a cero". 

Considera "muy importante ganar el segundo partido" seguido y reconoce que se ha  "sufrido mucho más que el otro día", pero lo ve normal porque "nadie regala nada" y "plasmar la superioridad siempre es complicado. Lo anormal es ganar por 3-0".

También destaca que estos dos triunfos sirven para "parar el golpe" que habían supuesto las dos derrotas en el tiempo añadido anteriores y para tomar "confianza" e "ir poco a poco asentándonos".

El entrenador valoraba la importancia de los cambios y, sobre todo, en días de tanto calor en los que un partido se hace "largo" y es "difícil mantener el ritmo". Señala que los que entran desde el banquillo son "gente fresca, con confianza y buen tono. Han sido claves en la victoria".

Y recordaba que los cambios no se hacen solo porque alguien este mal, sino porque "se necesita otra cosa" o se confía también en quien entra.

Ha visto a Hashimoto "muy bien, participativo y soltándose" en el primer tiempo y a Tomeo"no con tanta confianza". Y señala que buscaba que el equipo pudiera "dar dos pases, ayudarnos a la transición", lo que podía darles Sielva dando continuidad y asegurando la pelota. 

Considera el tanto de Juan Carlos "un golazo" y se alegra por él porque está en "gran momento, dando mucho cuando sale". Vio en la definición  "mucha intención, con mala uva". 

Y elogia "el trabajo defensivo de todo el mundo. Ellos juegan muy bien, tienen buenos peloteros y hemos sido capaces de juntarnos y concederles muy poquito". Y añade que la defensa de cinco les vino bien en el tramo final. "Era lo que tocaba. Estar mejor atrás. Ese resultado tan ajustado te hace guardar".

Para Ziganda, los "resultados animan a todo el mundo, dan alegría. Si no, se mida el lado oscuro, lo que nos falta. Es  positivo ganar y tratar de construir lo que nos falta desde la victoria".

Además destaca que "una de las máximas que tenemos en la cabeza es que nos gustaría que la gente cuando se vaya del Alcoraz, vea que el equipo lo ha dado todo" y se "vaya contenta y también que vuelva con "esperanzas de que podemos ganar".

Elogia "el comportamiento ejemplar" del equipo, "como entrenan y se ayudan" y respetan la alineaciones. "Yo soy quien decide", dice y comenta que "hay que entrenar duro".

Y señala que los jóvenes tiene que "seguir como están, entrenar fuerte y pensar lo justo" y cree que son los que no tienen la presión que si nota el veterano porque lo que tiene que hacer esos canteranos "es tirar hacia adelate, tirar paredes y tirar puertas, que sigan así".

Etiquetas