SD Huesca

segunda división

Rubén Pulido: "Siento la confianza del míster, pero tampoco me puedo relajar"

El central madrileño parece haberse asentado en el centro de la zaga azulgrana, donde ha disputado los últimos cuatro partidos como titular 

Rubén Pulido golpea un balón en su debut contra el Granada.
Rubén Pulido golpea un balón en su debut contra el Granada.
LOF

La SD Huesca ha vuelto a ejercitarse sobre el césped del IES Pirámide en la mañana del martes tras haber guardado descanso tanto el domingo como el lunes después de una semana frenética en la que los azulgranas disputaron 3 partidos en apenas 8 días.

En la sesión han participado todos los jugadores a excepción de los lesionados Joaquín Muñoz y Enzo Lombardo, y Dani Escriche, que ha empezado el entrenamiento con el grupo, lo ha finalizado con trabajo específico.

En la sesión, que ha comenzado con ejercicios físicos, Ziganda ha exigido el máximo a sus jugadores, pensando en el partido ante el Mirandés en Anduva este próximo sábado a las 18:30 horas. Los defensas han trabajado al margen con ejercicios de basculación y salida de balón, mientras que los atacantes han afinado su puntería con ejercicios de finalización y desmarques.

Tras la sesión, Rubén Pulido ha atendido a los medios de comunicación para analizar la actualidad de los azulgranas.

El central madrileño ha afirmado que el empate del pasado sábado contra el Racing de Santander dejó “un sabor agridulce” dentro de la plantilla. “Queríamos dedicarles los tres puntos a la afición y cerrar la semana de tres partidos lo mejor posible, pero aunque el equipo puso todo de su parte, cuando no puedes ganar, lo mejor es no perder y sumamos un puntito para seguir creciendo”, ha añadido.

Pulido ha señalado que el equipo se encuentra ya “centrado en el partido del sábado contra el Mirandés” y ha destacado la fortaleza defensiva de los azulgranas en este arranque de competición. “Llevamos ya unas cuantas porterías a cero y queremos seguir en esa línea. Somos un equipo al que le cuesta que le generen ocasiones. Se está viendo esa solidez defensiva y cualquier jugador que entra lo está haciendo bien, mantiene el nivel o lo mejora”, ha señalado.

El ex del Fuenlabrada ha destacado que la rivalidad interna está siendo muy sana y buena para el equipo: “Está claro que en los entrenamientos hay que ir a tope, toda la rivalidad que tengamos entre nosotros, será mejor para el grupo y nos ayudará a subir el nivel”.

El joven central fue el último futbolista en llegar a la disciplina oscense en el mercado estival, y Ziganda no quiso tener prisa con él. Rubén Pulido debutó ante el Granada en la jornada 8 y desde entonces ha encadenado 4 partidos consecutivos siendo titular y disputando los 90 minutos. De hecho, en la anterior semana en la que se jugaron 3 partidos en 8 días, fue el único defensor junto a Ratiu que disputó todos los minutos sin descanso. El madrileño ha ayudado a conseguir 3 porterías a cero en los 4 partidos en los que ha participado y se siente importante: “Siento la confianza del míster y de los compañeros, pero tampoco me puedo relajar. Me estoy viendo bien, aunque siempre se pueden mejorar cosas y estoy intentando trabajarlas para poder mejorar tanto el juego individual como el del equipo. Cada jugador tiene que estar preparado para todo y esperar su momento, trabajar día a día y cuidarse para, cuando llegue el momento, rendir”.

“Contra el Lugo y Racing nos hubiese gustado sumar los tres puntos porque queremos hacernos fuertes en casa y ganar todos los partidos delante de los nuestros”, ha destacado un Rubén Pulido que tiene entre ceja y ceja el partido en Miranda: “Vamos a jugar con la misma ambición que estamos teniendo hasta ahora. El Mirandés es un equipo joven y dinámico y en su casa será más complicado meterles mano. Este año hay mucha igualdad en Segunda”, ha finalizado.

Etiquetas