SD Huesca

fútbol / segunda división

Enric Gallego, la gran amenaza

El delantero ex azulgrana es la principal referencia ofensiva del Tenerife y es un nombre a tener en cuenta

José Ángel, Mo Dauda y Enric Gallego celebran un gol del Tenerife en la presente temporada.
José Ángel, Mo Dauda y Enric Gallego celebran un gol del Tenerife en la presente temporada.
LALIGA

La principal amenaza ofensiva de la SD Huesca el sábado será un viejo conocido: Enric Gallego.

El delantero catalán, que jugó en la SD Huesca la segunda mitad de la temporada 2018/2019, es un indiscutible en la punta del ataque tinerfeño de Luis Miguel Ramis.

El delantero, que la temporada pasada anotó 11 goles en 39 partidos, no ha terminado de arrancar en la presente campaña, en la que acumula 3 goles en las primeras 15 jornadas, pero su gran poderío físico y aéreo le convierten en un nombre a tener muy en cuenta en el próximo partido.

El nivel de Gallego en este arranque liguero ha sido acorde al de su equipo, que parte decimoquinto en la tabla de Segunda División con 17 puntos, seis menos que los azulgranas.

Los de Luis Miguel Ramis están siendo poco contundentes en las área y suman 14 goles a favor, tres de ellos de Gallego, y 16 en contra. Además, el conjunto insular venía de una mala racha de resultados en liga, donde acumulaba tres derrotas consecutivas ante Leganés, Zaragoza y Mirandés, pero logró sumar los tres puntos en su última visita al Plantío contra el Burgos (0-1) y superó con comodidad al Lealtad (0-2) en su reciente compromiso copero.

Dos victorias que han insuflado moral y confianza a la plantilla y una buena racha que intentarán refrendar el sábado ante la SD Huesca.

Elady, Iván Romero o Arvin Appiah son otros de los nombres a tener en cuenta en las filas de un Tenerife, que no podrá contar con el central Scipcic, convocado con su selección, Borja Garcés, sancionado, ni con los lesionados Carlos Ruiz y Alexander Corredera.

Ziganda, que realizará rotaciones tras el último varapalo en Copa del Rey, tendrá que contrarestar la altura del ataque tinerfeño y la velocidad de sus extremos con una defensa bien armada para la ocasión. 

Etiquetas