SD Huesca

FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

La SD Huesca, un equipo irreconocible lejos del Alcoraz

La derrota ante el Tenerife sacó a relucir las costuras de los azulgranas

Ratiu y Rubén Pulido se lamentan sobre el césped del Heliodoro tras la derrota ante el Tenerife.
Ratiu y Rubén Pulido se lamentan sobre el césped del Heliodoro tras la derrota ante el Tenerife.
LOF

La SD Huesca no termina de despegar fuera de casa. La última derrota ante el CD Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López (2-0), sacó a relucir las costuras de un equipo que lo apuesta todo a una buena defensa, pero sin ideas ni pegada a la hora de atacar.

Pero el partido de este sábado no fue una excepción, sino que vino a confirmar una teoría que sobrevuela al equipo desde hace varias semanas: lejos del Alcoraz, el Huesca es un equipo irreconocible.

Una victoria, tres empates y cuatro derrotas, o lo que es lo mismo, 6 puntos de 24 tras haber disputado las primeras 8 jornadas como visitantes. Además, a esto hay que sumarle la eliminación en Primera Ronda de la Copa del Rey en Torremolinos. Unos números muy pobres a domicilio y que llaman la atención respecto a los obtenidos en casa, donde en ocho partidos, el Huesca ha ganado cinco, ha empatado dos y ha perdido solo uno.

Diecisiete puntos como local, seis como visitante. Como tónica general, los equipos suelen hacerse fuertes en casa e intentan rascar puntos fuera, pero para eso hay que marcar goles y los azulgranas vienen demostrando últimamente que tienen la pólvora mojada.

Lejos del Alcoraz, el Huesca solo ha conseguido anotar cuatro goles hasta el momento y dos de ellos, ante Albacete y Alavés, no sirvieron para nada. Solo el gol de Carrillo ante el Oviedo permitió sumar de tres a los de Ziganda, mientras que el de Ratiu sirvió para rescatar un punto de Miranda de Ebro en el tiempo de añadido.

La poca pegada de los azulgranas está siendo uno de los hándicap de los altoaragoneses en este inicio de temporada.

Del mismo modo que Ziganda contaba el año pasado con un delantero goleador como Borja Bastón, a los puntas azulgranas les está costando ver portería esta temporada. Carrillo y Kanté suman dos goles cada uno, pero el gambio-francés no marca desde el 3 de septiembre ante el Ibiza.

En ese mismo partido también marcó Kevin Carlos el que hasta ahora es su único gol. Juan Carlos Real, con tres goles, es el máximo goleador del equipo, pero solo uno ha sido fuera de casa, y fue de penalti. Por su parte, Escriche y Juan Villar, que marcaron en copa, aún no se han estrenado en liga. 

Etiquetas