SD Huesca

fútbol/segunda división

Ligeras pérdidas que no preocupan a la SD Huesca

El club presentó ayer en la junta un presupuesto de 12,5 millones

Un momento de la asamblea celebrada ayer en la Cámara de Comercio.
Un momento de la asamblea celebrada ayer en la Cámara de Comercio.
Verónica Lacasa.

La SD Huesca celebró este jueves su Junta General de Accionistas en la Cámara de Comercio de Huesca. La Junta aprobaba las cuentas anuales de la temporada 2021-22 y el presupuesto de ingresos y gastos para la presente campaña 2022-23.

En la misma, se presentaba el presupuesto inicial para la actual temporada, que será de cerca de 12´5 millones de euros.

La directora financiera de la entidad explicaba que el descenso en el presupuesto de la presente temporada se debe, fundamentalmente, a no contar con los ingresos de la ayuda al descenso y la disminución de los ingresos por derechos televisivos.

También se valoraba el presupuesto de ingresos y gastos de la pasada temporada 2021/22. Los gastos ascendieron a 27’5 millones de euros y los ingresos a 27’1 euros, por lo que el resultado del ejercicio arroja unas pérdidas de 400.000 euros.

El director general del club, José Luis Ortas, explicaba que, “para hacer frente a la nueva situación del club, con un presupuesto acorde a Segunda división, se ha diseñado un plan estratégico a tres años con una serie de medidas que permitan un ahorro de 7 millones de euros, a través, fundamentalmente, de la reducción del coste de la plantilla y la disminución de contratos de servicios externos”.

Asimismo, se informó de que el club se encuentra al día de pagos, tanto con Hacienda como con la Seguridad Social.

Por otra parte, se presentaba también un extenso informe de gestión que permitía hacer una fotografía general de cómo funciona el club.

Todo ello, en consonancia con LaLiga Impulso, programa vinculado al CVC con el cual se busca adelantar el crecimiento de los clubes desarrollando diferentes proyectos. Ese fondo, la SD Huesca lo va a destinar principalmente a la Base Aragonesa de Fútbol, con la creación de las infraestructuras necesarias en la ciudad deportiva y la contratación de la plantilla necesaria para desarrollar y mantener el proyecto.

Salud económica en proceso de adaptación

Y antes de comenzar la asamblea, José Luis Ortas, director general del club, presentaba esas cuentas a grandes rasgos. “Ha sido un ejercicio atípico, en el cual descendimos de Primera, con contratos heredados altos, tuvimos ayuda al descenso y cerramos con un pequeño superavit de medio millón de euros. Pero este verano hemos tenido que rescindir jugadores y vamos a cerrar con unas pequeñas pérdidas de alrededor de 400.000 euros, pero que nos han permitido hacer un poco más estrecho ese límite de plantilla, amoldarnos a la situación de esta temporada sin esa ayuda al descenso”.

Y hablaba de adaptarse a los nuevos tiempos. “Por un lado tenemos capacidad económica, con dinero en el banco, y tenemos la vía de CVC para nuevos proyectos. Pero por otra no podemos engañarnos y tenemos que darnos cuenta de que ya no somos un club de Primera, aunque han quedado instalaciones y una buena estructura, pero lo que es económicamente somos un club de Segunda y tenemos que irnos adaptando. Ahora el objetivo es estabilizar al equipo en lo económico y en lo deportivo”.

Ortas explicaba que se ha pasado de dos temporadas de beneficios a esta última, con pérdidas, pero le restaba importancia. “No preocupa porque la situación es buena, hemos equilibrado el fondo de maniobra y el patrimonio es bueno. No es para preocuparse pero es nuestra obligación volver cuanto antes a los números positivos, pero volver con una estructura que nos permita competir, que el equipo gane cada semana”.

Y hablaba también sobre el posible mercado de invierno. “Nuestro límite de plantilla está excedido pero nos podemos acoger a la norma del 1-4, lo que ahorramos La Liga nos permite invertir un 25 por ciento, y está la opción de nuevos patrocinios y gente que nos eche una mano. Pero de momento no se ha planteado porque la marcha del equipo es buena”.

En ese sentido, destacaba el apoyo que aglutina este club. “Siempre ha venido gente. No hay año que no se haya incorporado alguien al consejo, empresas nuevas. Hemos hecho un club provincial. Tenemos abonados en 239 localidades de la provincia, el 90 por ciento, y eso ayuda mucho. El año pasado fue malo, entonamos el mea culpa, y esas ayudas nos han hecho mantener la ilusión y a que económicamente no sea tan duro para volver a coger la marcha”.

Etiquetas