SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

Ziganda: "No era el partido que queríamos, acabamos muy tristes"

El entrenador del Huesca ha lamentado sobre todo los dos goles tempraneros, que han marcado

Ziganda, en la banda de la Romareda
Ziganda, en la banda de la Romareda
Toni Galan

El técnico del Huesca, José Ángel Ziganda, ha dejado claro al final del partido que no tuvieron su día en un partido marcado por los dos tantos tempraneros del Zaragoza. “El inicio ha marcado mucho el desarrollo del partido. Intuíamos que con el empuje del derbi, de la afición, las piernas frescas... iban a salir presionando mucho. El objetivo era aguantar ese primer envite, pero han estado certeros, con dos goles de despejes no muy certeros en los que ellos han acertado. Nos hemos visto muy rápido con un dos a cero y se les ha puesto el partido que querían, más cómodos, pudiendo jugar más juntos. Nosotros hemos querido, lo hemos intentado, no nos hemos rendido. Era cuestión de hacer el primer gol a ver si les podíamos poner nerviosos. Hemos hecho cambios, alternar cosas, pero el partido ha sido muy duro en todos los sentidos. Tristes por el desarrollo y el resultado, muy fastidiados”.

El técnico ha dejado claro que no ha sido una falta de intensidad de inicio la culpable del marcador. “Intensidad no creo. Uno empuja, y nosotros tenemos que estar vivos en los rechaces y despejes, y son ellos los que han estado más vivos. El primer gol no estamos finos, y en el segundo un córner en el que se han anticipado. Hemos salido con intención pero han acertado en dos jugadas que muchas veces no pasa nada y hoy ha pasado. Ha marcado el desarrollo del encuentro”.

A partir de esas dos jugadas, nadar contracorriente. “Por lo menos con tres centrales y carriles, sensación de estar mejor parapetados, con más control, pero aun así creo que ellos son justos vencedores. Hemos querido, pero la losa ha sido muy grande. Hemos intentado ese gol para meternos y crearles nerviosismo, pero no hemos podido. Ellos relativamente cómodos, aunque hemos tenido opciones, y el partido se ha ido muriendo”.

Y ha seguido con su análisis. “En la estrategia no ha sido nuestro día, y el Zaragoza con los dos goles rápidos sabemos cómo se les ponía el partido, en un escenario que les iba bien. No nos han hecho de todas formas tantas contras como podían haber hecho. Pero nosotros hemos tenido arreones, algún tiro, Valentín… Era difícil desmontar ese sistema con ocho o nueve jugadores en su campo, y nos ha costado en posicional. Solo queda tragar y aguantarnos. Es fútbol, pocas veces pasa lo que uno quiere. No ha sido como queríamos, nos toca quedar con los puntos que tenemos, no hemos podido sumar”. Y ha restado importancia al marcador final, aunque ha dejado claro que hubiera preferido menos goles en contra. “Prefiero uno que tres, pero al final no te quitan puntos por encajar más y nos quedamos con 27 puntos”.

Sobre sus cambios en el once inicial, razones físicas. “Ha sido más por cosa física, intentando sostener para luego tener. Tenemos jugadores que hasta ahora han rendido muy bien, las diferencias son mínimas. Rotaciones pensando en frescura, y cuando no ha habido cambios también es porque no había otro recambio”.

Se mantiene la mala racha como visitante. “Fuera algo pasa. Si ves lo de hoy, cada día pasa algo. No es cuestión de mala suerte, hay demasiada diferencia. Pero nuestro trabajo es intentar mejorar, dar con esa tecla, ver porqué fuera no hacemos lo que conseguimos en el Alcoraz. Ahí está la tecla de todos de intentar mejorar esa estadística, es nuestra obligación”.

Y por último, ha elogiado a la afición. “Nuestra afición es sana, respetuosa, educada, va a los partidos de fiesta y hay que felicitarles por ello. Es una suerte como entrenador representarles a ellos. Lo siento mucho porque no ha salido el partido que queríamos. Orgulloso de cómo son y defienden al equipo, respetando al rival, son ejemplares. Lo siento y darles las gracias”.

Y Fran Escribá ha destacado también que el arranque les puso las cosas muy cuesta abajo. “Un análisis da para mucho. El equipo ha entrado muy bien al partido, y la eficacia fue importante. Marcar nos dio tranquilidad y el equipo manejó bien el partido. Fuimos eficaces, controlamos, tuvimos una madurez que hay que valorar. En general a nivel de todo es para estar satisfecho, que sea la inercia buena, que estamos en el camino”.

Sobre el cambio en portería, lo ha argumentado como algo normal. “Estoy encantando con los dos porteros. Era semana de tres partidos, y he pensado que este partido le podía ir bien a Dani. Llama más la atención cuando cambias en la portería, pero yo no aguanto al vago, y no es su caso, de ninguno de los dos. Buen partido para Dani, y ahora los dos a seguir entrenando y veremos para Leganés”.

También ha destacado el gran ambiente que se ha vivido en el campo. “Hay muchos partidos en Primera que no tienen ni de lejos el ambiente y el sabor de este estadio. El recibimiento ha sido espectacular, antes de empezar.Hay dos lecturar, saber que desde el minuto uno no nos van a perdonar que no haya esfuerzo, y este grupo se esfuerza. Y que recibimos mucho, y la gente se tiene que dar cuenta que juntos somos mucho más fuertes. Conseguir cosas mejores que si estamos separados”.

Etiquetas