SD Huesca

FÚTBOL/SEGUNDA DIVISIÓN

El mal comienzo de los azulgranas aguó la fiesta a los aficionados desplazados

Cientos de seguidores altoaragoneses se acercaron a Zaragoza para presenciar el choque

Cientos de aficionados azulgranas quisieron acompañar a la SD Huesca en el partido de ayer frente al Real Zaragoza en La Romareda.

Ambos clubes quisieron dar imagen de unidad en los días previos a través de las redes sociales, abordando el derbi aragonés desde el respeto y fraternidad de dos municipios vecinos, y, en general, el ambiente entre ambas aficiones fue muy cordial.

En la previa del partido, aficionados de uno y otro equipo disfrutaron en los bares de los alrededores del estadio, comiendo y bebiendo, mientras veían la primera parte del partido entre Inglaterra y Francia correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Mundo.

La Romareda registró una gran entrada a pesar del frío, la hora y de que muchos aprovechasen el puente para salir fuera de Zaragoza.

Era el primer duelo con Ziganda y Escribá en los banquillos y también fue muy sonada la presencia del nuevo presidente del Real Zaragoza, Jorge Mas, en el palco. El estadounidense aprovechó su paso por España para vivir el partido en primera persona.

A pesar de que el Real Zaragoza puso a disposición de la afición azulgrana cerca de 400 entradas visitantes, cientos de aficionados oscenses vivieron el partido sentados entre la multitud zaragocista. Quizás los caóticos quince primeros minutos aguaron demasiado pronto la fiesta a todos los desplazados, y el abultado resultado final dejó caras largas entre los oscenses, pero el ambiente conseguido por ambas aficiones recordó al de grandes días de fútbol.

Más allá de los piques, con más o menos mala idea, las dos aficiones demostraron una vez más que en su gran mayoría quieren disfrutar del fútbol y de su equipo, y que entre los dos principales clubes aragoneses hay una sana rivalidad pero también una sentimiento de hermandad.

Fue un gran día de fútbol, en el que el abultado marcador terminó eclipsándolo todo. Ahora solo falta esperar el partido de vuelta en Huesca.

Etiquetas