SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

"El equipo debe tener la convicción de, además de que no se nos vayan los partidos, de sacarlos"

Ziganda espera recuperar la mejor versión del Huesca en casa y ha despedido a San Román con elogios

El Cuco, durante la rueda de prensa
El Cuco, durante la rueda de prensa
A.H.

José Ángel Ziganda, entrenador del Huesca, ha hablado este viernes del partido del domingo en El Alcoraz ante el Oviedo, un día especial para él, ya que el asturiano fue su anterior club y allí estuvo dos temporadas y media. Pero en el campo no hay sentimientos y el técnico espera sumar una victoria que se resiste las últimas semanas. Sobre el mercado de invierno, el técnico ha dado por hecha la salida de San Román.

El entrenador ha comenzado hablando de una semana normal, con tiempo para preparar un partido con su carga emocional. “Hemos tenido tiempo para preparar el partido, entrenando con todos los jugadores y además hemos jugado un partidillo con el filial. Oviedo siempre va a ser un partido especial porque estuve dos años y medio que no voy a olvidar. Fueron intensos de principio a fin, en lo profesional y en lo personal. Hice amigos potentes y fueron años maravillosos, una experiencia enriquecedora. Pero necesitamos sacar los tres puntos, en casa y ante un rival complicado. Separamos los sentimientos para afrontar un partido duro, con igualdad y para el que hay que estar preparados y mentalizados”.

Un Oviedo en el que la llegada de Cervera al banquillo ha cambiado la fisonomía del equipo. “Ahora somos dos equipos que no marcan mucho, que les cuesta materializar, ordenados, que conceden poco, con sacrificio y compromiso. Es un día para esta especialmente pendiente de los detalles, de su estrategia, de que cualquier error puede significar que el partido se vaya para un lado u otro”.

En cuanto a los suyos, espera ver la mejor versión. “Ante el Albacete no me disgustó, y hay que darle más valor a ese punto por la temporada que están haciendo ellos. Ahora es un rival difícil, que puede crearnos otro tipo de problemas como la dificultad para transitar y progresar tras robo. Me gustaría ver al equipo de casa ante Villarreal, Las Palmas o Andorra. Un equipo que aprieta, que consigue que el rival no le genere y que cuando tiene el balón se intuye que pueden pasar cosas. Quiero esa versión buena, con los once enchufados y manejando todas las fases de juego. Vamos a ver si somos capaces de dar esa versión, controlar el partido y dar un paso adelante en forma de puntos”.

En los carbayones no estará Borja Bastón, una baja sensible. “Sabemos cómo juega, el año pasado marcó aquí y ya jugó en el Huesca. Es uno de los dos o tres jugadores diferenciales en la categoría, por gol y por influencia en el juego. Mi experiencia con él es muy positiva y es una baja importante, pero tienen una gran plantilla y el que salga lo hará bien”.

Ha incidido en este Oviedo con sello de su nuevo entrenador, un sello en cierto modo parecido al suyo. “Sobre todo han mejorado en resultados. En fase defensiva conceden poco y en partidos igualados son capaces de sacarlos. El entrenador cree en ello, está cómodo con esa manera de jugar y el equipo tiene ese sello”.

Le ha quitado importancia a la entrada del partido del Albacete, la más floja de los últimos años, por ser un lunes por la noche y en invierno, y ha asegurado que el equipo se siente arropado y apoyado por la afición, pero también ha pedido que cuanta más gente vaya al campo el domingo, mejor”.

El equipo protagoniza su peor racha de resultados y el técnico espera romperla. “No hemos sacado los puntos que nos gustaría, y aunque no hemos estado mal tampoco hemos estado bien. No sumamos tres pero vamos a pensar en nosotros, en lo que hacemos bien para conseguirlo”.

Sobre el mercado, ha señalado que alguno de los rumores se va a confirmar pronto, y ha reiterado que como club no se contemplan movimientos, que son más cuestiones personales. “Tiene que ver con planteamientos más personales que de club, y si se mueve una pieza hay que reponerla”.

Sobre San Román y su inminente marcha a la Ponfe, elogios. “Es un tipazo y el tiempo trabajando con él ha sido un auténtico placer. Es un ejemplo. No ha jugado, pero tenía la competencia de Andrés, y ha sido un ejemplo para todos por su manera de entrenar durante la semana y en los postpartidos, y por cómo los vive desde el banquillo. Si se hace oficial su marcha me alegraré por él y espero que le vaya bien porque es un ejemplo de lo que es ser un futbolista profesional”.

Sobre el estado de la plantilla, ha señalado que la única baja es Mateu y sobre Nieto, ya inscrito, no tiene claro si entrará en convocatoria o incluso hipotéticamente en el once.

Y mientras solo se habla de posibles salidas de jugadores, si entradas, el Cuco ha expresado su tranquilidad y confianza en el club. “Soy un entrenador de club y me amoldo a los jugadores que hay. Si me dicen que no hay, me lo creo y con los que estamos, vamos. Tenemos recursos y aprovecharemos lo que tenemos con toda la confianza, creyendo en ellos de verdad”. Además, ha dado su opinión sobre esta ventana de fichajes. “Ahora es más un mercadeo, jugadores que buscan otras opciones por su bien. Si no perjudica al club, pues bien, se le puede echar un cable, como puede ocurrir con San Román”.

Y volviendo a la mala racha, no ha creído que se deba a falta de competitividad. “Solo en Zaragoza no competimos, pero en el resto sí. Quizá falta un poco de determinación, estar más acertados, tener más claridad en ataque. Las sensaciones no son buenas, pero siendo objetivos el equipo ha estado mejor en los últimos partidos fuera de casa. No es suficiente para sumar tres pero la imagen es mejor. Por puntos la racha no es buena, pero el equipo compite. Falta claridad y confianza en fase ofensiva. El grupo debe seguir siendo competitivo, un bloque, y con la convicción, además de que no se nos vayan los partidos, de sacarlos”.

Durante la semana el equipo jugó un amistoso contra el filial, y el técnico lo ha valorado más en clave de primer equipo. “Los he visto un par de días y me hago una idea. Hay jugadores que despuntan y cuando juegan contra nosotros, lógicamente le ponen más ganas y quieren mostrarse, pero el partido, más que para eso, era para nuestros jugadores que llevan tiempo sin jugar. Enzo, Juanjo.. les fue muy bien y es interesante esas situaciones reales de juego para ellos”.

También, en relación al sistema, se le ha preguntado por algún cambio, sobre todo buscando esa mayor presencia y resolución ofensiva. “Durante la semana haces muchas cábalas y muchos onces. El lunes cambiarías a los once, el miércoles a ocho, luego a tres, y al final juegan los mismos. Es un tópico pero a veces se ajusta a la realidad. Ya veremos”.

Etiquetas