SD Huesca

SEGUNDA DIVISIÓN

El Huesca quiere volver a ser el de antes en casa

Los azulgranas intentarán ante el Oviedo recuperar la fortaleza como local sobre todo en ataque y Juan Pérez estaría en el banquillo

El Huesca logró en el Tartiere su única victoria a domicilio.
El Huesca logró en el Tartiere su única victoria a domicilio.
LOF

El Huesca recibe esta tarde al Oviedo en El Alcoraz con la clara intención de recuperar su mejor versión como local. Son cuatro partidos seguidos sin ganar, aunque los tres últimos también sin perder, y los azulgranas buscan retomar la línea en su campo, siendo un equipo sólido atrás pero también con más puntería ofensiva.

Tres puntos de doce es un pobre botín que ha llevado al equipo a perder algo de pie en la tabla, aunque todavía navega por aguas más o menos tranquilas.

Con la única baja por lesión de Marc Mateu, Ziganda podrá contar con todas sus piezas, incluído el último fichaje en llegar, el meta de Almudévar Juan Pérez, que ya ha sido inscrito y que por tanto debería ser convocado y se sentaría en el banquillo.

De este modo el técnico podría optar por un once muy similar al que rascó un punto en Cartagena. La defensa con Blasco y Jorge Pulido en el centro se ha afianzado y en el medio campo Hashimoto y Salvador también parecen las primeras opciones del técnico.

Por bandas deberían estar Gerard Valentín y Joaquín para tratar de aportar velocidad y desequilibrio, Juan Carlos parece inamovible como centrocampista más adelantado y la principal duda estribaría en quién será el delantero centro.

En los últimos partidos ha ido probando con todos, Kanté, Carrillo y Escriche, y por tanto todos tienen opciones. Quizá Carrillo, por aquello de que fue el autor del gol precisamente ante el Oviedo en el partido de ida, la única victoria a domicilio de los de Ziganda, podría tener ventaja en la lucha por el puesto.

Enfrente un Real Oviedo que desde el cambio de entrenador, con Cervera ha adquirido una personalidad y una idea de juego similar a la del Huesca de Ziganda: orden defensivo, tratar de no conceder muchas ocasiones y desde luego goles al rival y, desde ahí, intentar marcar gracias a la calidad ofensiva y también a la estrategia.

Ya lo advirtió el técnico navarro en la previa, que podía ser un día para cuidar más que nunca los detalles que pueden decantar el partido hacia un lado u otro. Entre dos equipos donde prima el rigor atrás, el mantener la portería a cero, hay que poner más atención que nunca en cada acción.

Después de la floja entrada ante el Albacete, sabiendo que era un lunes de invierno por la noche, se espera que mejore ostensiblemente el ambiente en las gradas del Alcoraz, aunque de nuevo el frío será un espectador más y habrá que abrigarse bien.

Etiquetas