Huesca

SITUACIÓN ECONÓMICA Y LABORAL

Huesca tiene la cuarta tasa más baja de paro, condicionada por el auge de la parcialidad y la caída de personas activas

Presenta un bajo índice de desempleo con muchos claroscuros

Huesca tiene la cuarta tasa más baja de paro, condicionada por el auge de la parcialidad y la caída de personas activas
Huesca tiene la cuarta tasa más baja de paro, condicionada por el auge de la parcialidad y la caída de personas activas
FREEPIK

HUESCA.- El Alto Aragón deja atrás 2018 siendo la cuarta provincia con una menor tasa de paro, con el 8,28 % del tercer trimestre -último dato disponible de la Encuesta de Población Activa (EPA)- y sólo por detrás de Baleares, Guipúzcoa y Álava.

Este indicador está seis puntos por debajo del máximo alcanzado en un tercer trimestre, del 14,38 % en 2013. Sin embargo, la última tasa de paro disponible sigue duplicando la que tenía el Alto Aragón en el tercer trimestre de 2008, cuando únicamente el 4,36 % de la población activa no tenía trabajo.

La reducción de la tasa de paro, por otra parte, se ha logrado en buena parte a consecuencia de la pérdida de población activa desde que comenzó la crisis. En el tercer trimestre de 2008 había 117.200 activos en la provincia, mientras que para 2018 esa cifra ha caído en 9.100 activos, un 7,76 % menos.

Esta a primera vista recuperación de los datos precrisis también se contradice con la evolución del número de ocupados, que, diez años después de comenzar la crisis, sigue estando por debajo de las cifras de 2008. En el tercer trimestre de hace diez años había 112.100 ocupados en la provincia y ahora se contabilizan 99.200, un 11,51 % menos o 12.900 altoaragoneses menos trabajando.

Y aunque es cierto que la situación ha mejorado respecto al momento más grave para un tercer trimestre (2013, con 89.600 ocupados y un paro del 14,38 %), tanto la cifra de ocupados como el porcentaje de desempleo han empeorado en el último año tras cuatro ejercicios consecutivos de mejorías.

LA AFILIACIÓN SUPERA LOS NIVELES PRECRISIS

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, los datos de noviembre revelan que se han recuperado y rebasado, aunque por décimas, los niveles precrisis. En noviembre de este año había 94.434 afiliados altoaragoneses y diez años atrás, en noviembre de 2008, 94.248.

La afiliación a la Seguridad Social, tras marcar un mínimo en noviembre de 2013 (con 82.832), acumula cinco años de subidas interanuales, incluida -a diferencia de lo que ocurre con la ocupación y la tasa de paro- una mejoría de 2.346 afiliados más respecto a noviembre de 2017, un 2,55 % más.

LA CONTRATACIÓN PARCIAL AUMENTA EN 5 PUNTOS

Finalmente, las estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) sobre contratación acumulada entre los meses de enero y noviembre de cada año evidencian una mejoría en el porcentaje de contratación indefinida, que ha pasado del mínimo del 4,61 % en 2011 al 7,39 % del año actual, un dato mejor al del periodo previo a la crisis.

Sin embargo, esta mejoría en la contratación se rompe al hablar del tipo de jornada, ya que los contratos de jornada completa están casi 7 puntos porcentuales por debajo del 77,28 % alcanzado en 2008. Entre enero y noviembre de este año, el 70,96 % de los contratos eran de jornada completa.

Han sido los contratos parciales los que más se han incrementado porcentualmente estos años, suponiendo el 26,71 % del total para 2018 frente al 21,63 de 2008.

También cabe destacar el aumento de los fijos-discontinuos, que han pasado de ser el 1,08 % en 2008 al 2,33 % este año.

Etiquetas