Huesca

NOCHEVIEJA

Cientos de niños oscenses adelantan las campanadas por la inclusión

Circo La Raspa animó la fiesta de fin de año con su espectáculo "Felpudoman y Escobilla"

Cientos de niños oscenses adelantan las campanadas por la inclusión
Cientos de niños oscenses adelantan las campanadas por la inclusión
R.G.

HUESCA.- Con doce horas de adelanto respecto al resto de los oscenses, cientos de niños dieron la bienvenida al 2019 el mediodía del 31 de diciembre en una nueva edición de las campanadas infantiles inclusivas con una animación que corrió a cargo de la compañía Circo La Raspa y su espectáculo "Felpudoman y Escobilla".

A mediodía del día 31, cientos de niños recibieron por adelantado el nuevo año comiendo lacasitos en lugar de uvas y dedicando cada una de las doce campanadas a un mensaje para fomentar la inclusión de todas las personas en la sociedad. "Contigo viajamos", "contigo sentimos", "contigo disfrutamos", "contigo jugamos" o "contigo trabajamos" fueron algunos de los lemas que distintos niños oscenses transmitieron en el vídeo que se proyectó y que se había grabado en lugares emblemáticos de la ciudad, como la plaza Navarra, la fachada de la Catedral o la entrada del Ayuntamiento junto a los cabezudos.

"EN ESTA SOCIEDAD CABE TODO EL MUNDO"

Todos estos mensajes se resumieron en uno, como recalcaron Felpudoman y su ayudante Escobilla, y es que "en esta sociedad cabe todo el mundo, venga de donde venga y piense lo que piense".

Tras los mensajes, siguió la parte más lúdica y los pequeños y sus familias lanzaron serpentinas, hicieron sonar matasuegras... En definitiva, las diferencias entre la Nochevieja de los adultos y la de los niños eran la hora y la sustitución de las uvas por los lacasitos, con los que más de un niño no pudo esperar a las doce campanadas para comérselos todos.

Pese a la intensa sensación de frío que hizo, los Porches de Galicia presentaron un lleno casi absoluto y, desde un buen tiempo antes del mediodía, se formaron amplias colas, aunque muy fluidas, en el puesto que repartía las bolsas de cotillón y los lacasitos.

Tras la euforia de los minutos posteriores a la entrada anticipada al año nuevo, la fiesta continuó con el sorteo tanto de camisetas firmadas por los tres equipos deportivos de primer nivel de la ciudad -la S.D. Huesca, el Bada y el Levitec- como de lotes de productos cedidos por 14 establecimientos de todo tipo, desde alimenticios a pruebas de vehículos o estancias en hoteles.

Etiquetas