Huesca

NOCHEVIEJA

Miles de altoaragoneses celebran por todo lo alto el final de año

Un altercado a última hora en un bar oscense acaba con un detenido y en las fiestas de Binéfar y Sabiñánigo reúnen casi a 3.000 personas

Miles de altoaragoneses celebran por todo lo alto el final de año
Miles de altoaragoneses celebran por todo lo alto el final de año
S.E.

HUESCA.- La despedida del 2018 y el recibimiento del 2019 se desarrolló en la capital altoaragonesa con una noche de mucho frío y niebla, y con la animación trasladada a casas y bares por la ausencia de los grandes cotillones de años anteriores. El ambiente continuó el martes a mediodía en los establecimientos hosteleros que abrieron, totalmente llenos.

La noche también dejó un detenido a altas horas de la madrugada en un céntrico bar. La Policía Nacional lo acusa de presuntos delitos de lesiones y abusos sexuales. En el bar se originó una pelea "por unos hechos denunciados susceptibles de tratarse de abuso sexual", informó el Cuerpo Nacional de Policía. El detenido fue puesto a disposición judicial, agregó.

Los hechos, según apuntaron otras fuentes, ocurrieron pasadas las 6 de la madrugada cuando se desató una fuerte discusión en un bar entre dos jóvenes y un tercero -al parecer, y según estas fuentes, por tocamientos del tercero a una joven-. Luego, otras personas intervinieron en el altercado, pero sin que este alcanzara graves dimensiones.

Al aumentar la tensión, trabajadores del bar habían llamado a la Policía Nacional, que acudió inmediatamente y, tras las primeras pesquisas, los agentes procedieron a la detención del joven acusado de lesiones y abuso sexual.

Por parte de la Policía Local, la concejala de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas, afirmó que la Nochevieja transcurrió con mucha gente y sin incidencias graves que reseñar.

El dispositivo de la Policía Local, por esa falta de grandes cotillones, se centró en la zona de bares y no tuvo constancia de peleas, agregó Sas.

Sí intervinieron para detener a un conductor que circulaba de un modo extraño y que arrojó un positivo de 0,94 miligramos de alcohol. Al superar la tasa de 0,50, se considera delito y fue puesto a disposición judicial.

Los agentes también atendieron a dos peatones con síntomas de embriaguez, trasladando a uno de ellos al Hospital San Jorge.

Por otra parte, sobre las 9 horas del martes, 1 de enero, hubo un accidente leve en la confluencia de Lucas Mallada y San Vicente de Paúl, indicó Sas. Al parecer, el conductor, que dio negativo, se despistó y chocó contra una valla, sin resultar herido.

GRANDES COTILLONES EN BINÉFAR Y SABIÑÁNIGO

Las celebraciones en torno al Año Nuevo se extendieron por toda la provincia con actos organizados por distintas entidades y ayuntamientos, como la que desde hace cuatro años propone con gran acogida la Concejalía de Actos Populares y Tradiciones de Binéfar, que reunió a lo largo de la madrugada a unas dos mil personas tanto de la localidad como de otras próximas. El concejal encargado de este área, Juan Carlos García, achacó el éxito de esta fiesta con entrada libre a los dos momentos en que se divide la noche, con música en directo -el grupo local de versiones Conejos Verdes- hasta las 4:30 horas, de la que disfruta la gente de mediana edad, y dj para el tramo final, que logra que el recinto ferial lo abarroten los más jóvenes. Sobre las 7:30 horas terminó sin incidentes este cotillón, al igual que el celebrado en Sabiñánigo, organizado por el Ayuntamiento y las peñas, al que acudieron a lo largo de la noche unas 900 personas.

El concejal de Festejos Sabiñánigo, Jorge Acín, explicó que el arranque la fiesta transcurrió con muy buen ambiente con la orquesta Fórmula Show, y que incluso se animó con la disco móvil hasta las 7:30 de la mañana. "Todo ha ido muy bien", resumió.

NOCHEVIEJA ADELANTADA EN LAS PISTAS DE ESQUÍ

En las pistas del grupo Aramón, los esquiadores se anticiparon a la Nochevieja con las habituales campanadas madrugadoras que tuvieron lugar cada hora desde el mediodía con uvas y brindis. En Formigal se celebró en la zona de Anayet con cientos de esquiadores, y en Cerler, cada hora se realizó en un punto de la estación diferente, un brindis que invitaba a viajar por el centro invernal, informó Aramón.

A partir de las cuatro de la tarde del día 31, la fiesta se trasladó "al mejor après-ski" de cada estación (Marchica en Formigal y Remáscaro en Cerler), donde los esquiadores despidieron el año "con las botas puestas y disfrutando de la mejor música" con los djs.

Etiquetas