Huesca

CAMPAÑA DE NAVIDAD

Loreto Regla: "El objetivo de los juguetes es divertir, pero también ayudar al desarrollo infantil"

La psicóloga infantil de la capital oscense ofrece consejos para saber cuáles son las mejores opciones para regalar a los niños

Loreto Regla: "El objetivo de los juguetes es divertir, pero también ayudar al desarrollo infantil"
Loreto Regla: "El objetivo de los juguetes es divertir, pero también ayudar al desarrollo infantil"

HUESCA.- Si damos a los niños juguetes con demasiadas luces, con sonidos o con movimiento propio, no fomentamos su imaginación".

Loreto Regla incide en que el cerebro infantil precisa de pautas sencillas y estimulación para poder elaborar respuestas por sí mismo. Considera de este modo el beneficio que aportan los juegos que no son muy elaborados a la hora de conseguir este objetivo.

"Libros, juegos de mesa, juguetes de construcción o de ciencia y memoria, todos ellos aportan componentes positivos al desarrollo de los niños y a su aprendizaje y cognición", explica Regla.

Los juguetes son sinónimo de diversión y alegría para los niños, especialmente durante estas fechas. Sin embargo, en muchas ocasiones, los padres se plantean si la llegada de regalos es positiva para ellos o si por el contrario hay que saber establecer un límite y decidir cuáles son las mejores opciones para regalar a los niños.

La educación a través de los juguetes es posible, así lo argumenta la psicóloga infantil. Su objetivo es divertir y distraer pero también ayudar al desarrollo motor, cognitivo y social. Un ejemplo de ello serían los juegos de mesa, donde las reglas que se establecen propician el respeto de los turnos y la interiorización de normas.

Además, poseen otro componente favorable como la integración familiar. "Una de las cosas con las que más disfrutan los niños es cuando están con la familia. Los juegos de mesa son bastante favorables porque pueden jugar varias personas", apunta Regla.

NO HAY JUGUETES DE UN GÉNERO DETERMINADO

Los padres deben enseñar a sus hijos las diversas posibilidades, a través de la oportunidad de elegir entre los diferentes juguetes sin ejercer influencia sobre ellos. No existe ninguno que sea para un género determinado.

En ocasiones, los niños que tienen hermanos con los que comparten juguetes, poseen una mayor variedad y un abanico más amplio donde no quedan tan encasillados. "Hay niñas a las que les gusta jugar con los considerados como típicos juegos de chicos y niñas a las que les siguen gustando aquellos que anteriormente solo se asignaban al género femenino. Lo mismo ocurre al revés. Si un niño prefiere una muñeca o un coche, hay que dejarle esa posibilidad de elegir", manifiesta Regla.

Los libros son en ocasiones los regalos que menos ilusión hacen a los niños. "A veces no los consideran como un juguete, pero son muy válidos y ahora mismo hay mucha variedad, los hay muy gráficos, con dibujos, con colores… y con un mensaje que los niños son capaces de comprender y asimilar. Los libros son una fuente de enseñanza de valores".

LA EDAD DEL NIÑO

Los juegos educativos y pedagógicos son los preferidos por los padres y los psicólogos, especialmente por el contenido intelectual que aportan a los niños. Aunque conseguir este efecto puede resultar un tanto más complicado cuando buscamos un regalo para bebés o para niños de corta edad que no saben leer, escribir o hablar.

En relación a ello, Loreto Regla incide en la importancia de considerar la edad del niño al que vamos a hacer un regalo y aconseja así mismo intentar adquirir juguetes hechos con materiales naturales como tela o madera para los más pequeños, evitando el exceso de plástico.

MÁS REGALOS Y MENOS TIEMPO

Otro de los aspectos que más incertidumbre genera entre los padres es el número de juguetes ideal para regalar. "No existe una cantidad precisa y concreta, solo hay que tener en cuenta que la cantidad de juguetes no sea excesiva, ya que esto conlleva la pérdida de interés por parte del niño", apuntaba la psicóloga oscense.

Según Regla, los niños cada vez tienen más juguetes y menos tiempo, una tendencia que ha quedado configurada en la actualidad.

Resulta complicado establecer un balance entre los juguetes que los niños piden y los considerados más óptimos para ellos, pero la combinación de las dos posiciones permite tanto su diversión como su aprendizaje y este equilibrio es lo deseable por ambas partes, concluye.

Etiquetas