Huesca

OBITUARIO

Un triunfo para Antonio Torres

Una persona maravillosa y un gran aficionado de la Sociedad Deportiva Huesca

Un triunfo para Antonio Torres
Un triunfo para Antonio Torres
R. G.

He de reconocer que una nebulosa oscura interceptó mi visión del partido. Apenas media hora antes, había recibido la terrible noticia del fallecimiento de Antonio Torres.

Un amigo, una persona maravillosa y un gran aficionado de la Sociedad Deportiva Huesca. De hecho, esperábamos este partido ante el Betis como el de la resurrección. Tocaba ganar. Había de ser el triunfo de la voluntad.

Y, para mi subjetividad intransferible, fue la victoria que añoraba Antonio y que no pudimos compartir.

En nuestra última conversación, se deslizaban los gustos de uno y de otro. El descubrimiento de Miramón, la calidad de Moi y de Rivera, ese pulmón que es Ferreiro, la imprescindible resurrección del Cucho, la recuperación de Melero y de Gallar.

¡Maldita sea! Ayer estaba destinado a acudir a El Alcoraz, con su pasión como bufanda, con su criterio siempre lúcido para analizar las peripecias, con su tranquilidad frente a las adversidades, con la fe que nunca le flaqueó. También en esto era inconmensurable.

Quienes hemos disfrutado de su amor, de su humor, de su ingenio y de su talante tardaremos mucho en recobrar el ánimo, pero yo me he propuesto esta noche fatal, negra, sin aliento vital, recordar su expresión y homenajearle íntimamente cada vez que el Huesca marque un gol, en cada ocasión que puntuemos, en esa convicción que él enarbolaba de que "sí se puede".

En el cerro, a San Jorge se le suma desde ya mismo otro luchador por Huesca y por el Huesca. Un espíritu libre y alegre.

Lo siento, Antonio, te necesitamos. No te podemos dejar descansar. Allí donde estés, que es muy alto porque eres un Torres íntegro y grande, precisamos tu apoyo. Enarbola tu bandera. Y canta ese gol de Christian.

Etiquetas