Huesca

OBITUARIO

Al diputado Antonio Torres Millera, in memoriam

"Llevaba la recuperación de todo el patrimonio artístico de Aragón en ese gran corazón que tenía"

Al diputado Antonio Torres Millera, in memoriam
Al diputado Antonio Torres Millera, in memoriam
D.A.

Queridos lectores, aunque yo estuviera en Madrid y él en Huesca, estábamos más cerca de lo que parece. Recuerdo que hace un tiempo me vino a ver a Madrid y departimos largo y tendido sobre el litigio de los bienes.

Luego, en Huesca, Zaragoza y Villanueva de Sijena, nos seguimos viendo con esa ilusión común que ambos teníamos para ver restituido a Aragón todo su tesoro artístico. Con motivo de la peregrinación a pie a Santiago de Compostela de los alcaldes de Berbegal, Peralta de Alcofea y Villanueva de Sijena, Antonio también viajó hasta allí con una pancarta que expusimos al pie de la catedral compostelana que rezaba: "Justicia y dignidad: Aragón por la devolución de sus bienes"

El diputado de las Cortes de Aragón Don Antonio Torres Millera llevaba la recuperación de todo el patrimonio artístico de Aragón en ese gran corazón que tenía que, desgraciadamente hoy, se ha parado. Cualquier iniciativa que le llegaba sobre este asunto, la llevaba a cabo inmediatamente. No era necesario explicarle nada, porque conocía el asunto a la perfección.

No fue partidario de la gestión compartida de los bienes artísticos aragoneses con Cataluña y en ello tenía absoluta razón, porque, antes que nada, se debían devolver esos bienes a sus legítimos propietarios: las parroquias aragonesas escindidas del Obispado de Lérida. Me ayudó muchísimo y se que me apreciaba enormemente y admiraba todo mi trabajo jurídico.

La última iniciativa que le propuse fue reciente, y se trataba de que todos los partidos políticos en las Cortes de Aragón apoyaran la reclamación judicial del Obispado de Barbastro-Monzón que pende ante el Juzgado de Barbastro sobre los 111 bienes artísticos y, asimismo, se aumentara la dotación económica del Gobierno de Aragón al Museo Diocesano de Barbastro.

El la suscribió personalmente y se puso manos a la obra inmediatamente, habló con todos los grupos políticos, y al poco me escribió: Jorge, todos los partidos políticos están conformes y se aprobará. Nuestro Sr. Obispo quedó muy agradecido.

Quiero señalar y subrayar que, en este asunto, siempre actuó como aragonés y no como una persona de partido, y supo comprender muy bien que este era un asunto de todos los aragoneses en el que teníamos que estar unidos con una lucha tenaz y muy sacrificada, algo que el consiguió, lo que fue un bálsamo para el éxito de todas nuestras acciones judiciales.

Su ojito derecho era el Monasterio de Sijena. Recuerdo que cuando llegó el camión que venía del Museo de Lérida, me dio un fortísimo abrazo y se quiso fotografiar conmigo. Sabía de la gran importancia de ese momento para la historia de Aragón y que los dos éramos protagonistas de ella.

Antonio Torres seguirá siendo el abogado de Aragón y de sus bienes en algún otro lugar que no conocemos, lo seguiremos encontrando cuando menos lo esperemos, y estará vigilante para que se ponga a Aragón en el gran lugar que merece con esta titánica lucha.

Mi más sentido pésame a toda su familia, al Partido Popular, y mi recuerdo más emocionado, reconocido y leal para Antonio, a quien le pido que nos siga ayudando desde donde esté. Descanse en paz.

Etiquetas