Huesca

EMPRENDIMIENTO

Inmenta, un espacio donde los sueños crecen y toman forma

Cuando quería cambiar de vida, Paula Berdiel descubrió que su pasión era el diseño y la publicidad y lanzó su propio negocio

Inmenta, un espacio donde los sueños crecen y toman forma
Inmenta, un espacio donde los sueños crecen y toman forma
P.S.

HUESCA.- La joven oscense Paula Berdiel trabajaba por cuenta ajena hasta que llegó a un punto en que se dio cuenta de que necesitaba "un cambio". Tras un periodo de inflexión, redescubrió su pasión, y con mucha más confianza en sí misma dio forma a su proyecto personal y profesional: Inmenta. Un negocio dedicado al diseño, la publicidad y el merchandising, que Berdiel ha querido que sea algo más que un lugar de trabajo. "Es un espacio donde se sueña, se crea y se inventa, donde se escuchan historias que luego se transforman, procesan y diseñan para ser contadas al mundo", resalta su impulsora.

Pero, para llegar a este punto, Berdiel tuvo que descubrirse a sí mismo, ganar en confianza y enfrentarse con sucesos que le motivaron aún más a dar el paso de ser autónoma. "Me dicen que es duro, pero lo he hecho con ilusión y he creado algo con lo que estoy identificada", resume esta emprendedora.

Tras dejar su anterior trabajo, se planteó estudiar Formación Profesional. "Siempre me había gustado la enfermería y me apunté, pero cuando empecé me di cuenta de que no era lo mío", recuerda. Ese fue el "punto de inflexión" en el que realmente vio que su pasión la había tenido delante de ella los últimos años. "Me gusta ayudar a la gente, pero con ese punto creativo" en un entorno "muy familiar y que transmitiera paz", con lo que comenzó a darle forma al proyecto con el apoyo y confianza de su familia y gente cercana. "Me ha costado más, porque no lo tenía en mente pero- explica- poco a poco me fui metiendo y me iban saliendo más ideas", aunque cuando ya lo tenía montado falleció su padre, y finalmente, lo hizo "por doble motivación".

Encontrar la ubicación donde empezar no fue costoso porque, destaca, el local elegido fue "amor a primera vista". "Entré y vi todo en su sitio", recuerda. La imaginación y el esfuerzo lo puso ella para el montaje y decoración del interior, aunque para el diseño del logotipo reconoce que pidió ayuda a otra amiga diseñadora. Al final, aclara, el nombre e imagen elegidos resumen el estado de calma en el que Paula se encuentra y que quiere transmitir a sus clientes. "Inmenta nace de la necesidad de trabajar en un estado de paz y calma, en un ambiente acogedor y familiar en el que las ideas vuelen y los sueños se cumplan", destaca.

CONTENTA CON LA ACEPTACIÓN

Considera que esa confianza que ha ganado en este tiempo en sí misma es "la base de todo". "Si no te arriesgas, igual luego no puedes hacerlo", y por el momento esta joven empresaria ha encontrado muy buena respuesta a su planteamiento. "Estoy muy contenta con la aceptación de la gente y con el trabajo", cuando hace poco más de un mes que abrió sus puertas en la calle Amistad de la capital oscense.

Sus servicios, detalla, van dirigidos tanto a la publicidad como a los eventos, el diseño de ropa de empresa y regalos. Aunque ya hay muchas empresas en Huesca dedicadas a este ámbito, Paula quería diferenciarse en su manera de trabajar, "en la entrega e ilusión con todos los proyectos, que se note que me gusta e ilusiona". Y es que, añade en la presentación de Inmenta, "existen mil y una maneras de contar la misma historia, y a eso es a lo que quiero ayudarte, a ponerle tu voz, a crear tus sueños, a dar vida a tus proyectos".

Etiquetas