Huesca

PRECAMPAÑA ELECTORAL

Ana Alós dice que su objetivo es sacar Huesca de la resignación

La candidata del PP dice que, si gobierna, lo hará sin sectarismo y cumplirá sus compromisos

Ana Alós dice que su objetivo es sacar Huesca de la resignación
Ana Alós dice que su objetivo es sacar Huesca de la resignación
EFE

HUESCA.- Sacar Huesca de la resignación es el objetivo con el que Ana Alós plantea su candidatura a la Alcaldía. En este logro puso énfasis durante su intervención en el acto de lanzamiento hacia las elecciones locales del próximo 26 de mayo; una situación de postración de la que, obviamente, culpó al gobierno consistorial.

"Se han pasado cuatro años discutiendo; me ha dado vergüenza", proclamó para afirmar que el único logro ha sido "dejar en ridículo a la Alcaldía". "Cuando se pacta un gobierno a cualquier precio, pasa lo que pasa", insistió.

Afirmó que en caso de volver a ser alcaldesa gobernará sin sectarismo (actitud que afeó en al tripartito frente a un PP "que solo piensa en el bien de la ciudad") y cumpliendo con sus compromisos como, dijo, ya demostró durante su ejecutoria al frente de la Corporación.

Subrayó que llevó a efecto la peatonalización del centro de la ciudad ("algo que nadie se había atrevido a hacer", apuntó), la bajada de impuestos y una política social "de verdad", que se abrió a la participación de los ciudadanos.

La candidata popular señaló que para sacar a Huesca de la postración es necesario incorporarla al tren de la economía digital, que ofrece oportunidades, apuntó, que la ciudad no puede perder.

En este sentido, agradeció a Pablo Casado el haberla nombrado portavoz del grupo parlamentario en el Congreso en esta materia, una decisión que le ha abierto un campo en el que ve futuro para su ciudad.

Ana Alós cerró su intervención con una proclamación de intenciones: "Me voy a dejar la piel y el alma".

"No vengo para pasar el tiempo, ni para jubilarme en un cargo; vengo a servir a la ciudad".

E insistió: "Venimos (a la política) a servir a la gente, a respetar a las personas y a respetar su libertad, que sean protagonistas del desarrollo y del futuro". Y culminó con su lema de 2011: "Cuando trabajamos juntos, en Huesca somos imparables".

Momentos antes, había apuntado ya la primera medida del mandato: "Quitar aquellos malditos carteles ridículos que tenemos a la entrada de la ciudad y avergüenzan a todos". "Huesca no es bilingüe y se escribe con hache", afirmó.

Etiquetas