Huesca

PERPETUO SOCORRO

Los vecinos del Perpetuo Socorro de Huesca temen que el cuartel no suponga ninguna mejora

La asociación, el colegio y la amypa censuran que las promesas no se hayan materializado

Los vecinos del Perpetuo Socorro de Huesca temen que el cuartel no suponga ninguna mejora
Los vecinos del Perpetuo Socorro de Huesca temen que el cuartel no suponga ninguna mejora
D.A.

HUESCA.- La Asociación de Vecinos del Perpetuo Socorro, el Colegio Pío XII y la amypa del centro creen que la reapertura del cuartel y los anunciados avances en equipamientos educativos, sanitarios y viviendas para el barrio se queden en nada, vista la falta de concreción y de respuestas por parte del Ayuntamiento. En un comunicado conjunto, la entidad vecinal, el centro educativo y la asociación de padres afirman que, aparte de compromisos y anuncios imprecisos, "nada más se conoce al respecto de lo que se define como "un revulsivo desde el punto de vista económico y social para la ciudad de Huesca", de la que también formamos parte".

Tras repasar la hemeroteca y las declaraciones de representantes municipales, DGA y Defensa, los tres colectivos del barrio indican que la única noticia concreta es "el anuncio de construcción de un Centro de Educación Infantil con 42 plazas para hijos del personal destinado en el cuartel". El Ejército prevé que este centro esté dentro del cuartel, lo que para estas tres entidades "no va en sintonía con la integración del cuartel en el barrio ni con las importantes oportunidades que parece ser que representará el cuartel para el barrio".

Los tres colectivos recuerdan las declaraciones del alcalde, Luis Felipe, a finales de 2017, cuando dijo que la reapertura era "el acontecimiento más importante del mandato" y que supondría "un tremendo impacto social y económico para la ciudad", así como "una oportunidad de desarrollo, innovación y conocimiento". También sacan a colación las promesas de las diferentes Administraciones, entre ellas la manifestada tras la firma del convenio entre DGA y Ayuntamiento para comprar por 2,6 millones de euros los terrenos para ampliar el cuartel, que "constituiría en sí mismo un nuevo elemento de integración en el Perpetuo Socorro y una importante oportunidad para el barrio y la ciudad a la hora de implementar nuevos servicios sanitarios y educativos".

A este compromiso genérico, las instituciones fueron sumando otros como la construcción del Centro de Salud o de 160 viviendas en el solar de la antigua cárcel, mejoras en el Pío XII o la reapertura de la guardería y su vinculación con el colegio. Sin embargo, "al margen de estos anuncios", el único compromiso detallado hasta la fecha ha sido el mencionado anuncio para construir un Centro de Educación Infantil en el propio cuartel.

Ante esta situación, las entidades, "como partes integrantes de la vida del barrio", consideran que "por transparencia y colaboración", el Ayuntamiento debería haber creado un grupo de información, "e incluso de trabajo", para transmitir en profundidad las acciones que se han llevado o se llevarán a cabo para lograr los fines anunciados en prensa.

Para conocer la situación con mayor detalle, pidieron una reunión con el alcalde el 6 de marzo, pero Felipe delegó en una edil, que no recibió a los colectivos hasta el 4 de abril. "En ese encuentro se nos emplazó a la semana del 8 al 12 para una nueva reunión en la que se aclararían todas nuestras preguntas", agregan las entidades, pero ese encuentro aún no ha tenido lugar.

"AUSENCIA DE PLANIFICACIÓN"

"A estas alturas, desconocemos si el Ayuntamiento tiene un verdadero plan de actuación para que la reapertura se realice de acuerdo a las necesidades de la ciudad y que conforme un verdadero motor y punto de inflexión en la vida del barrio a nivel social, educativo y de infraestructuras, o bien dejará que todo se autorregule como ha hecho en otras ocasiones con aquellos temas que tienen que ver con nuestro barrio", declaran.

Al respecto, adelantan que esa autorregulación "por ausencia de planificación no será a favor" de un barrio "tristemente acostumbrado a que las oportunidades pasen de largo y que el tremendo potencial de esta zona se pierda".

Y añaden que el cuartel, antes de su cierre, "poco o nada influía en la vida social, cultural, educativa y de infraestructuras del barrio. No queremos que esta nueva reapertura siga siendo más de lo mismo".

Etiquetas