Huesca

EMPRESARIOS

Ceos reclama la suspensión temporal del registro horario

La patronal critica que la norma no está desarrollada, lo que crea "incertidumbre"

CCOO pide que el sistema de registro de jornada se negocie con los trabajadores
CCOO pide que el sistema de registro de jornada se negocie con los trabajadores
EFE

HUESCA.- La patronal altoaragonesa, Ceos-Cepyme, solicita la suspensión temporal de la obligatoriedad de registrar la jornada de los trabajadores -que entra en vigor mañana domingo- "hasta que no se desarrolle reglamentariamente". La organización empresarial basa su petición en "la falta de desarrollo de la norma de aplicación", una carencia que crea "incertidumbre" entre los empresarios.

A juicio de los empresarios altoaragoneses, el Real Decreto Ley 8/2019, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral, "limita las facultades de dirección y organización del empresario", a la vez que "sustrae flexibilidad y dinamismo a las nuevas formas de trabajo".

La nueva redacción del Estatuto de los Trabajadores creará "problemas de adaptación a muchas empresas, especialmente a las pequeñas y medianas, que verán complicada y burocratizada su actividad cotidiana, máxime cuando se establece el incumplimiento de la llevanza de este registro como una infracción grave en materia laboral", señala la organización empresarial en un comunicado.

Ceos-Cepyme asegura que las empresas, "especialmente las pymes", "llevan años comprometidas con un modelo cimentado en la confianza en las relaciones laborales", que ha situado a la empresa en "un ámbito de colaboración basado en la implantación de medidas de flexibilidad y el trabajo por objetivos, cuestiones que incrementan la productividad, el compromiso con la organización y la satisfacción de los empleados, la mejora del clima laboral que favorece la conciliación de la vida personal, familiar y profesional, impulsan los índices de retención del talento, la salud y confort de los trabajadores, y, por último, reducen las tasas de absentismo y de rotación, y el estrés asociado a la actividad laboral".

En contra de estos "beneficios" logrados por "el compromiso de las empresas", como sostiene Ceos, esta norma "arcaica" apuesta por un control que "traslada recelo y rigidez" y "va en contra de los procesos renovadores de la gestión de personas".

La medida es "desproporcionada" y causa "una merma sustancial de la flexibilidad por su impacto en la distribución irregular de la jornada y de la competitividad de las empresas por su incidencia en los costes.

MEDIDA PERJUDICIAL PARA LOS TRABAJADORES, SEGÚN CEOS

La patronal advierte de que la norma incluso podría ser perjudicial para los trabajadores, ya que el control diario de los empleados a jornada completa "puede producir el efecto contrario", pues "en ciertos sectores y en pequeñas empresas en las que hasta ahora existía cierta flexibilidad en descansos, conciliación o permisos se va a implantar ahora una tasación y riguroso control, en el que el trabajador se convertirá, en ocasiones, en deudor de horas".

Ceos reitera que esta medida "choca con la realidad productiva y la libertad de empresa", y que puede suponer que el empresario adopte "un rol de control que deteriore las relaciones profesionales y personales".

Por otra parte, la patronal considera "imprescindible" que se hable de "trabajo efectivo", descontando los periodos preparatorios, pausas, descansos, salidas del centro de trabajo..., "que no se deberían computar".

Etiquetas