Huesca

ELECCIONES 26M

Ana Alós: "Huesca tiene mucho potencial pero falta un poco de ambición"

Regresa al Ayuntamiento de Huesca con la idea clara de ganar, sin pensar en pactos inmediatos

Ana Alós: "Huesca tiene mucho potencial pero falta un poco de ambición"
Ana Alós: "Huesca tiene mucho potencial pero falta un poco de ambición"
R.G.

HUESCA.- Ana Alós regresa a la vida política municipal con la aspiración clara de recuperar la Alcaldía para culminar proyectos pendientes, poner "orden" en la gestión municipal y abordar proyectos que considera claves para el futuro de la ciudad, como el de empleo en el entorno digital.

¿Cuáles serían sus tres primeras medidas si sale elegida alcaldesa—

Algunas cuestiones son simbólicas, como la retirada de los carteles a la entrada de Huesca sin hache, porque no me gusta nada y ha sido un error hacer esa apuesta ficticia por una ciudad que no es bilingüe con el aragonés y ridiculiza un poco a la ciudad. Como apuesta clara y decidida, pondríamos en marcha el proyecto de formación de jóvenes desarrolladores en software y todo lo que se pueda poner en marcha. Y en tercer lugar, por lo que este gobierno municipal ha dejado a nivel de personal, que no está muy tranquilo, me sentaría con los trabajadores para ver qué está pasando y cómo hay que resolverlo.

¿Y cuáles serían las prioridades de su mandato—

Normalizar la gestión municipal y hacerla más eficaz. Me refiero tanto a concursos públicos como a servicios que están en el aire en su contratación. En segundo lugar, culminar todo el proceso de peatonalización que quedó pendiente y no se ha hecho en estos cuatro años. No solamente se trata del Coso y algunas de las adyacentes, sino de urbanizar también algunas de las calles del Casco Viejo, como Desengaño, y culminar el paseo Ramón y Cajal. Y todo lo que tiene que ver no sólo con el centro, sino también con cuestiones pendientes en los barrios y, tan sencillas, como el acerado de la avenida Martínez de Velasco, que dejamos en un lado arreglado y no han terminado. En tercer lugar, poner en marcha el proyecto de formación en el ámbito digital, que creemos que puede ser una oportunidad para Huesca de atraer a jóvenes y los que se formen luego puedan trabajar aquí y que seamos capaces, a raíz de la generación de este ecosistema tecnológico, de atraer empresas a Huesca.

En caso de tener que gobernar, ¿qué socios preferiría—

Salgo a ganar, no salgo a pensar con quién voy a pactar. Les pido a los oscenses la confianza suficiente para formar un gobierno estable y en solitario. No gobernamos con mayoría absoluta en nuestra legislatura, pero con el apoyo del Partido Aragonés con un acuerdo de gobernabililidad. Salgo con la aspiración de tener una mayoría suficiente para gobernar en solitario y poder desarrollar nuestro proyecto. Cuando decidan los oscenses cuál es el resultado electoral decidiremos qué pactos se pueden hacer, pero con quién sea voy a plantear los proyectos que llevamos en nuestro programa. Estamos contrastando que son viables, por una buena parte de la sociedad oscense. Llegaremos a acuerdos con las formaciones que los apoyen y que los que tengan sean de futuro para la ciudad y buenos para los oscenses.

¿Por qué se afilió al Partido Popular—

Recoge un pensamiento político que yo compartía, de centro, reformista, que cree en la libertad de las personas y en las capacidades de cada uno para hacer mejor la sociedad y confía en la gente y en todo lo que quiere desarrollar. Es un partido capaz de gestionar una economía para hacerla próspera.

¿Qué es lo que más le gusta de Huesca—

Su gente, que es trabajadora, sensata, que mira al futuro y apasionada cuando tiene cosas que le une. Es una gente a la que le gustan las tradiciones, compartir y acoger al que viene de fuera. Es una ciudad que tiene mucho potencial y oportunidades que tiene que desarrollar.

¿Y qué echa en falta—

A veces un poco de ambición. Cuando en 2011 me presenté dije que quería cambiar la resignación por la ambición y vuelvo a decirlo de nuevo, porque veo la ciudad un poco resignada, apaciguada y como aletargada. Vuelvo a pedir que se cambie esa resignación por la ambición de ser más potentes y generar más oportunidades.

Describa el barrio de su niñez o en el que viva actualmente.

Viví durante mucho tiempo en el barrio de La Encarnación. En aquel momento era casi periférico y esa antigua vía ferroviaria que le separaba del centro de la ciudad era una frontera, prácticamente, que nos marcaba a los niños que de allí no se podía pasar. Fue una infancia muy feliz, de vivir y jugar en la calle, en los jardines y campos de alrededor. Hacíamos vida casi de pueblo pero en la ciudad, porque era un barrio que tenía esa esencia de vecindad y vivir entorno a la parroquia, donde había muchas actividades que se hacían allí, desde el cine a juegos.

Etiquetas