Huesca

AYUNTAMIENTO DE HUESCA

Una demanda del Ayuntamiento de Huesca contra sí mismo termina en un "malestar mayúsculo"

El proceso se inicia por las dudas legales del pack de productividad y Sas afirma que "no se va contra la Policía"

Una demanda del Ayuntamiento de Huesca contra sí mismo termina en un "malestar mayúsculo"
Una demanda del Ayuntamiento de Huesca contra sí mismo termina en un "malestar mayúsculo"
D.A.

HUESCA.- La demanda que el Ayuntamiento se interpuso a sí mismo contra el pack de productividad ha derivado por ahora en casi toda la Policía Local demandada, agentes y oficiales incluidos. En la misma situación están CCOO, CSIF y UGT.

Las citaciones del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo, que empezaron a llegar el viernes pasado, han causado un "malestar mayúsculo" en la plantilla porque nadie del Ayuntamiento les había comunicado "nada", sino que los agentes se enteraron conforme iban llegando los emplazamientos, informó Ventura Mur (CSL, sindicato mayoritario en la Policía Local).

La edil de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas, se limitó a señalar que "el Ayuntamiento no ha demandado a nadie ni va contra la Policía Local. Es un tema en vía judicial, acordado unánimemente en el pleno, y el juez dirá".

El asunto tiene su origen en el pack de productividad, por el que el Ayuntamiento venía retribuyendo en años pasados a los miembros de la Policía por los días adicionales que hacían para cubrir los servicios bajo mínimos debido a la escasez de plantilla que sufre la Policía Local desde 2009.

Sin embargo, unos informes del secretario municipal levantaban dudas sobre si este pack era legal o no, ya que debería ser "un supuesto excepcional".

Por tanto, el pleno de febrero acordó por unanimidad declarar lesivos para el interés público los decretos de Alcaldía que autorizaban este pack para 2018.

Esta declaración de lesividad se hubiera solventado sin más si no hubiera terceros perjudicados (los miembros de la Policía, explicó un experto de lo contencioso-administrativo), pero al haberlos, el asunto tenía que pasar por los tribunales.

El caso, "bastante atípico" según esta fuente, implica que el Ayuntamiento se denuncia a sí mismo, es decir es demandante y demandado a la vez. Al mismo tiempo, los agentes son llamados a declarar como interesados aunque una vez se personan en el juzgado -lo que ya han hecho decenas de policías, añadió esta fuente- se convierten automáticamente en demandados, al igual que los sindicatos, aunque "el demandado principal es el Ayuntamiento".

SIN EXPLICACIONES Y TEMOR POR LAS CONSECUENCIAS

"Hay mucho malestar porque nadie nos había dicho que íbamos a llegar a ser demandados", afirmó Mur. Aunque "se supone que el Ayuntamiento sólo quiere saber si (el pack) es anulable o no, hay temor de que se nos reclame alguna cuantía", agregó el representante de CSL.

Etiquetas